Foreign Policy

Unidos Podemos ver difícil que el PSOE acceda a ampliar la prohibición de desalojos y recortes de suministro

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias durante la presentación del proyecto de presupuesto 2021. PISCINA MONCLOA / JM CUADRADO

Teruel comenzó el fin de semana con una temperatura mínima en torno a los 2ºC. Una ciudad confinada dentro de una región – Aragón – también confinada debido a los graves datos relacionados con la pandemia. Y ante la llegada del invierno, desde la vicepresidencia segunda del Gobierno, encabezada por el líder de Podemos, Pablo Iglesias, sostienen que “No se puede pedir a las personas que se queden en casa y se laven las manos varias veces al día mientras se les puede echar de sus casas o se les puede cortar el agua”. Con esta premisa, el equipo de Iglesias asegura que está presionando al PSOE para prohibir los desalojos y cortes de suministros como electricidad, gas o agua mientras dure el estado de alarma.

El vicepresidente espera aprobar la regla, a más tardar, en el Consejo de Ministros del 13 de noviembre, aunque cree que será difícil. Desde la vicepresidencia consideran que es una “prioridad” y “un tema fundamental”, aunque evitan hablar de líneas rojas, conscientes de su minoría dentro del Ejecutivo: “Romper al gobierno en medio de una pandemia sería la mayor locura y lo peor para el país”, defienden.

Hoy en día, Los desalojos están prohibidos hasta el 31 de enero. para aquellas personas que han estado en situación de vulnerabilidad por COVID-19. El problema, dicen desde United We Can, es que se están llevando a cabo muchos desalojos de familias que ya se encontraban en una situación similar antes de esta crisis: “Hemos visto decenas de ellos en las últimas semanas y algunos muy graves con niños”ellos explican. Una situación que también ha sido denunciada por organizaciones por el derecho a la vivienda.

Ante esto, apuestan por prohibir desalojos por impago de hipoteca mientras dure el estado de alarma para aquellas personas o familias que no cuenten con una alternativa de vivienda, así como aquellas por impago del alquiler o finalización del contrato, excepto cuando el propietario del piso sea una persona que también se encuentre en situación de vulnerabilidad.

El papel de Calviño

Las competencias para detener los desalojos corresponden a la Ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana, que también será el encargado de aprobar el reglamento de alquiler, propuesta que el Gobierno llevará al Consejo de Ministros en los próximos tres meses. A preguntas de lamarea.com, desde MITMA aseguran que la suspensión del primer estado de alarma ha reactivado los procedimientos abiertos ante el brote de COVID “por motivos como ocupación ilegal, impago de alquileres o inspección de contratos, y por tanto ajenos a situaciones de vulnerabilidad que merecen una protección especial”. Sin embargo, defienden que existe una “coordinación” entre los juzgados y los ayuntamientos y Comunidades Autónomas para dar una solución habitacional a las personas afectadas.

«Este Gobierno sostiene que la protección del derecho a la vivienda es perfectamente compatible con la seguridad jurídica”, Explican desde el ministerio en referencia a la propuesta de UP. También son destacables las medidas implantadas dentro del Plan Estatal de Vivienda 2018-2021 que permite a las Comunidades Autónomas otorgar ayudas y soluciones habitacionales “a las personas víctimas de violencia de género, a las personas que están siendo desalojadas o expulsadas de su residencia habitual. , las personas sin hogar y otras personas especialmente vulnerables ”.

A pesar de la reticencia del ministerio que lidera José Luis Ábalos, Unidas Podemos considera que el gran obstáculo para aprobar estas medidas es la tándem formado por las ministras de Hacienda y Economía María Jesús Montero y Nadia Calviño, principalmente este último: “Calviño es quien defiende los intereses de Santander, Blackstone …”, critican desde el equipo de Iglesias, que aseguran que la relación con el ministro de Economía es difícil por momentos: “Aunque no siempre estamos en la refriega como algunos medios quieren ver”.

Enrique Palazuelos, Catedrático de Economía Aplicada de la UCM y autor de El oligopolio que domina el sistema eléctrico (Akal), sostiene que sería “coherente” extender las medidas de “escudo social” mientras dure el nuevo estado de alarma, asumiendo que Además, “su coste sería bastante reducido” si se compara con las cifras que alcanzan otras medidas sociales. Sin embargo, muestra cautela con la propuesta de UP de evitar cortes de suministro ya que, “lo que en un principio parece ser una carga para las empresas comerciales, de hecho, significa un costo que se transfiere al precio final que pagan los consumidores. Por tanto, es una medida social que no es financiada por las empresas ni por el Estado, sino que corre a cargo de quienes consumen estos servicios ”, dice.

Beneficios millonarios

Hace unos días, Endesa anunció un beneficio neto que supera 1.500 millones de euros entre enero y septiembre de 2020. Por su parte, Iberdrola llevará a cabo inversiones valoradas en 75.000 millones de euros hasta 2025 para duplicar su generación eléctrica a través de energías renovables y destinará 19.000 millones en dividendos para sus accionistas. Desde Unidos podemos creer que estas cifras son “Una adición” para detener los cortes de suministro ya que muestran que las grandes empresas de energía siguen obteniendo enormes beneficios a pesar de la pandemia. “Pero incluso si no fueran tan altos, estas empresas también deberían estar obligadas a patriotismo mínimo: la gente está en una situación agonizante y no podemos permitirnos quedarnos sin electricidad ni calefacción ”, sostienen.

A las preguntas de lamarea.com, Endesa prefiere no valorar la propuesta Unidos Podemos: “Depende de nosotros trabajar para los clientes en base a las decisiones tomadas por la Administración”, califican. La eléctrica asegura que desde el inicio de la pandemia en España tomaron la decisión de no hacer ningún recorte “no solo a los clientes más vulnerables, sino a todos los clientes domésticos y pequeñas empresas”, decisión que también han mantenido durante el verano . En la actualidad, la empresa aclara que “los clientes más vulnerables tienen un trato especial” y para el resto de clientes tienen planes específicos “para poder diferir los pagos de forma pactada con cada cliente y situación”.

Iberdrola, por su parte, sostiene que su plan de inversiones busca “contribuir a la reactivación económica” y prevé 20.000 nuevas contrataciones en 2025, aunque no ha respondido preguntas sobre la propuesta de formación de Pablo Iglesias.

Este artículo se publica gracias a miles de personas como tú.

Lamarea.com es editada por una cooperativa que rechaza los anuncios de Ibex35, la publicidad que objetiva a las mujeres y los infomerciales encubiertos.

Desde 2012 apostamos por el periodismo de investigación, el análisis y la cultura. Y sobre todo nos comprometemos contigo, a informarte sobre los temas que te preocupan.

Ayude a financiar el periodismo que lo representa. Haz una donación desde 5 euros.

Haz una donación

Related Articles