Geopolitics

Tras la pista de su papá, un asesino

Karen Ardila Recibió la peor noticia de su vida el pasado martes 1 de diciembre. Alrededor de las 2:00 de la tarde, uno de sus tíos la llamó para informarle que varios policías se encontraban en su casa ubicada en Sucre (Santander) porque un crimen atroz ocurrió minutos antes. : Le dijeron que su padre, Carlos Ardila Escamilla, disparó y mató a su madre, Johanna Ariza Romero.

La joven pensó que todo era una terrible pesadilla y lo primero que hizo fue llamar al teléfono de su madre con la esperanza de que contestara. Sin embargo, quien respondió fue su tía Dora Ardila y, en medio de llantos y desesperación, confirmó: “¡Su papá mató a su mamá, su papá mató a su mamá!”

Johanna Ariza Romero, 41 años, Fue alcanzado por una bala en la cabeza que lo mató de inmediato. El presunto asesino, por su parte, se escapó del lugar antes de que los vecinos notificaran a la policía y encontraran el cuerpo de la mujer tendido en el salón de la casa. Desde entonces, las autoridades no han tenido ni idea de su paradero.

Karen Ardila dijo KienyKe.com el esfuerzo que ella y algunos miembros de su familia han hecho para encontrarlo, ya que asegura que su papá es el feminicidio. La joven afirmó con certeza que no descansará hasta que su padre pague por lo que le hizo al ser que más amaba en este mundo, quien fue su apoyo, guía y mejor ejemplo.

Un manipulador

Karen, de 26 años, señaló en diálogo con KienyKe.com Que su padre Carlos Ardila Escamilla se caracteriza por ser una persona impulsiva, grosera y manipuladora. Aseguró que quería controlar la vida de su madre, porque no la dejaba usar vestidos, maquillarse, tener redes sociales, compartir con sus amigos y que, incluso, amenazó con suicidarse si ella decidía dejarlo.

“En los últimos meses me dijo que estaba cansada, que mi padre nunca iba a cambiar y que quería irse de casa. Hace mucho tiempo que manifiesta este malestar y mi padre, que era transportador, no volvía al trabajo para vigilarla. Cuando ella le dijo que no quería continuar con la relación, él se desesperó y un día compró un revólver con el que se apuntó a su cabeza para amenazarla y decirle que se iba a suicidar “, dijo. .

La joven mencionó que habló con Carlos muchas veces para tratar de mejorar la situación. Sin embargo, comentó que era imposible porque afirmó que Johanna “No podía dejarlo porque era una maldición para toda la familia”.

“Me seguía diciendo ‘si ella se va me mato’ o también insinuó que ‘daría donde más duele’ si se fue, Quiero decir, lastimaría a mi hija, a mí oa mi hermano. Por eso mi madre nunca lo denunció ni pudo irse. Tenía mucho miedo de que nos pasara algo y estuvo muchos años indignada, no comía, apenas hablaba, lloraba y me pedía ayuda. Habíamos pensado que se escaparía, pero nunca pudo “, dijo.

Según ella, el viernes anterior al crimen, Johanna se armó de valor y le dijo a su esposo que ya no lo amaba y que no quería continuar la relación debido a los múltiples abusos psicológicos.

“Le pregunté cómo había reaccionado mi padre y me aseguró que estaba tranquilo. Pero dos días después mi papá me dijo que estaba desesperado porque mi mamá no podía deshacerse de tantos años de matrimonio. Siempre tuvimos miedo de que se lastimara, pero nunca pensamos que la atacaría porque siempre decía que nunca haría algo como lo que le hizo a ella “, dijo.

Miedo por su vida

Karen Ardila aseguró que su madre soportó muchas humillaciones por parte de su padre durante más de diez años para no generar más conflictos en la familia. Indicó que, por ejemplo, Cuando discutían o tenían un problema, la trataba como a una “perra”, a una “prostituta” y le decía que “era una inútil”.

“El sustento de mi madre, mi hermano y yo siempre fue mi padre. Por eso aguantó tanto tiempo esos malos tratos. Mi papá siempre la trató horrible, era un desastre con ella. También tengo muy malos recuerdos de cómo era conmigo cuando yo era un niño, era un cerdo, lo peor que la gente puede imaginar. Dejé pasar mucho tiempo y nunca dije nada, pero mi papá conmigo y mi hermano era un ser despreciable ”, dijo.

La joven denunció que si bien las autoridades ya cuentan con información sobre el caso, no le han dado celeridad porque aún no se ha dictado orden de aprehensión. En diálogo con este medio, le pidió que localice y capture a su padre lo antes posible, porque teme por su vida, la de su hija y su hermano.

“Les pido que aceleren el proceso y no olviden este caso en 15 días. Necesito ser capturado. Tengo mucho miedo de que en cualquier momento mi papá aparezca y nos haga daño también.. Tengo mucho miedo y no consigo salir ni a la esquina. Desafortunadamente, mi hermano tiene que salir a trabajar todos los días y no puedes imaginar la preocupación constante que tengo. Hasta que no aparezca ese tipo no estaré tranquilo, porque hasta entonces no dejaremos de estar en peligro ”, concluyó.

Related Articles

Check Also

Close