Foreign Policy

Todo lo que necesitas saber para cancelar tu coche: cómo se hace, cuánto cuesta, si es reversible …

Actualmente es posible solicitar dos tipos de bajas para nuestro coche, el temporal y el definitivo, que como indican sus propios nombres, el primero es revocable y el segundo no, salvo contadas excepciones. Cancelar un coche puede ser un trámite muy interesante si no lo vas a utilizar durante un tiempo, te vas al extranjero con él o simplemente se ha acabado su vida útil. A continuación te contamos las diferencias entre ambos tipos de cancelaciones, cómo solicitarlas, su coste y para qué situaciones se recomiendan, así como el proceso que debes seguir para volver a matricular tu vehículo.

Cancelación temporal del vehículo

los licencia temporal es la solución perfecta si por un tiempo no vas a usar tu carro, te vas con él a un país extranjero o por cualquier otro motivo similar. Así, en el momento en que decidas volver a utilizarlo, puedes registrarlo, o si no va a ser el caso, solicitar la baja definitiva, todo ello sin plazo máximo. Con ese Puedes ahorrarte el impuesto de circulación anual, tener un seguro obligatorio y pasar la ITV. Sin embargo, si hay un sello en el vehículo, no podrá procesar la cancelación.

Sin embargo, es muy importante que tenga en cuenta que un vehículo cancelado no se puede estacionar en la vía pública, pues para ello debes tener seguro e ITV, por lo que debes mantenerlo en propiedad privada, como un garaje.

Para realizar este trámite tienes dos opciones: hacerlo a través de internet o acudiendo a una Jefatura Provincial de Tráfico, pero debes concertar una cita. En el primer caso, necesitarás un DNI electrónico, certificado digital o acceso Cl @ ve, además de comprar la tarifa 8.1 que cuesta 8,5 €. Para el segundo, deberá cumplimentar un formulario oficial, el DNI o identificación, así como el comprobante de pago de dicha tasa. En ambos, para pagar las tasas puedes hacerlo online, con tarjeta en la Oficina de Tráfico o en un banco. Asimismo, este trámite solo puede ser realizado por el propietario del vehículo o una persona autorizada por él, y también es necesario tener documentación de la misma (ficha técnica y permiso de circulación).

Hay algunas suposiciones especiales, como caso de robo, que luego de radicar la denuncia correspondiente, son los propios Cuerpos y Seguridad del Estado quienes se encargan de ponerlo en libertad temporalmente, y una vez les notifique su recuperación, de volver a registrarlo.

Finalmente, en el momento en que decidas registrarlo, el procedimiento es exactamente el mismo que el anterior, y nuevamente, tendrás un cuesta 8,50 € correspondiente a la tasa 4.1. Además, no olvides verificar que tienes la ITV al día, pues si está caducada debes acudir a la estación correspondiente en grúa.

Baja definitiva del vehículo

En lugar, la perdida final no tiene vuelta atrás, siendo el que se utiliza cuando queremos deshacernos de nuestro vehículo. Para ello Debes acudir a un Centro de Tratamiento de Vehículos Autorizado (un desguace) en el que tramitarán la baja definitiva del coche y lo reciclarán según normativa vigente, dándote un prueba de retiro permanente que acredita su destrucción. Si el vehículo es un coche histórico que se va a exhibir, o una situación similar, deberá tramitar usted mismo la cancelación definitiva.

En ambos casos el costo es gratis, debiendo ser realizado por el propietario del vehículo, siendo necesario aportar toda la documentación del mismo (expediente técnico y permiso de circulación), así como la cédula del propietario, siendo los trámites similares a los del retiro temporal en el caso de un vehículo con valor histórico, salvo que deberá acreditar su valor histórico. Si el propietario ha fallecido, es necesario aportar una declaración responsable del fallecimiento.

Como decíamos, la baja definitiva es irreversible, pero la DGT cobra tres casos en el que puedes “Rehabilitar un vehículo en situación de baja permanente”: un vehículo de baja por exportación, un vehículo anterior al 13 de febrero de 2004 y que tenga interés histórico o un vehículo adjudicado en subasta por la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas.

En primer lugar, deberá cumplimentar el formulario oficial de solicitud y comprobante de pago de la tasa correspondiente (1.1 – 97,80 € – en general y 1,2 – 27,30 € – en el caso de ciclomotores), así como un informe expedido por la Comunidad Autónoma que acredite el interés histórico o el acta de subasta, en su caso, además de la documentación que acredite que es de su propiedad .

Entonces debes ir a una estación de ITV pasar la inspección correspondiente (sobre 120 € según la comunidad autónoma) y que te expidan una Tarjeta ITV o ficha técnica, además de abonar el Impuesto de Circulación en el Ayuntamiento. El trámite en Tráfico se puede realizar de forma electrónica, para lo que también necesitará un certificado de firma digital en esta ocasión, o en la propia Sede, para lo cual deberá solicitar cita previa.

Guías más útiles sobre Diariomotor:

– Cómo cambiar el nombre o transferir un coche usted mismo: todo lo que necesita saber paso a paso – Informe del vehículo de la DGT: ¿qué es, cuánto cuesta y cómo solicitarlo? – Así es como la DGT te “cazará” si no pasas la ITV – ¿Qué se marca en la ITV de un coche? – Registra tu coche como vehículo histórico: todo lo que necesitas saber (requisitos, trámites, costes, ventajas …) – Guía para comprar un coche de ocasión con más de 10 años

Related Articles