Foreign Policy

Perú exige responsabilidad a Repsol por “el peor desastre ecológico de Lima”

El pasado sábado 15 de febrero el tsunami generada por la erupción volcánica de Tonga provocó un importante derrame de petróleo en el Refinería peruana de La Pampilla, propiedad de la multinacional española Repsol. El manto de crudo ya ocupa varios kilómetros de playas del Océano Pacífico y ha afectado a dos áreas naturales protegidas.

Dado este, La Cancillería peruana ha calificado el vertido como “el peor desastre ecológico que ha ocurrido en Lima en los últimos tiempos”. A través de un tuit, la Cancillería peruana denuncia que el derrame “ha causado graves daños a cientos de familias de pescadores”. Por ello, subraya que “Repsol debe resarcir este daño de forma inmediata”.

La multinacional petrolera, sin embargo, niega su responsabilidad y señala al Gobierno del país: “Estábamos descargando el día anterior, llamamos a la Armada, pedimos confirmación sobre la alerta en las costas de Perú”, dijo. señaló el Responsable de Comunicación de Repsol, Tine van den Wall Bake Rodríguez.

Condenamos el desastre ambiental provocado por la refinería La Pampilla, operada por @Repsol. El daño ecológico a nuestro litoral es inadmisible. Desde el Estado se han dispuesto acciones penales, civiles y administrativas con el fin de proteger la soberanía y el bienestar del país.

— Pedro Castillo Terrones (@PedroCastilloTe) 20 de enero de 2022

Propio Presidente de la República del Perú, castillo de pedroTambién ha apuntado directamente a la empresa española, a la que ha instado a “asumir sus responsabilidades”: «Estamos en un momento muy crítico en materia medioambiental. Nos encontramos en uno de los lugares afectados por el derrame de petróleo ocurrido hace unos días, que ha significado el desastre ecológico más preocupante en la costa peruana en los últimos tiempos. No podemos rehuir las responsabilidades, se trata de asumirlas. Y, en ese caso de la empresa causando el desastre ecologico, esperemos que tenga que ser asi y seria responsable«.

Otras voces como ex congresista y vicepresidente de Oceanía Perú, daniel olivares, también han sido críticos con lo sucedido. Olivares considera que élMarina cometió una grave omisión de información después de la erupción volcánica, a diferencia de lo que hicieron las autoridades de Ecuador y Chile, que sí alertaron del tsunami. Sin embargo, ha advertido que esto no exime a Repsol de la obligación de contar con protocolos adecuados a este tipo de eventos: “Con lo que la empresa informó al principio, llenas el tanque de un carro. Hasta ahora no sabemos la magnitud real, pero ahora se puede llenar el depósito de 25.000 coches. (…) O mintieron o no tienen la capacidad para hacer lo que están haciendo”.

El Fiscalía Especializada en Materia Ambiental de Lima Noroeste, por su parte, decidió abrir el pasado lunes, dos días después del desastre, una investigación por contaminación ambiental contra la Refinería La Pampilla.

Related Articles