Politics

Paraguay refina un proyecto para usar máscaras faciales en medio del repunte de los casos

Fotografía que muestra a una mujer con máscara mientras espera el transporte público en la zona del mercado 4 de Asunción (Paraguay). EFE / Nathalia Aguilar / Archivo

Asunción, 14 dic (EFE) .- El gobierno paraguayo presentó este lunes al Congreso un nuevo proyecto de ley para el uso obligatorio de mascarillas, con multas e incluso cierre permanente de locales que violen el cumplimiento, en medio de un repunte de contagios.
El asesor legal de la Presidencia, Hernán Hutteman, dijo a los medios, tras una reunión en el Palacio de López con las autoridades sanitarias, que el reglamento propone una modificación a uno anterior promulgado sin reglamento.
“Hace 15 días se promulgó la ley de uso obligatorio, pero habíamos anticipado que requería ciertas modificaciones que hoy presentamos al Congreso”, dijo Hutteman, quien compareció ante los medios junto con el director de Vigilancia Sanitaria del Ministerio de Salud. Guillermo Sequera.
Hutteman explicó que toda persona mayor de 10 años debe llevar máscara en lugares cerrados, ya sea de uso público o privado, como medios de transporte, taxis u otro medio de transporte alternativo, o lugares al aire libre cuando hay una distancia menor a dos. metros.
Quedan exentas de la ley aquellas personas que por indicación médica expresa no puedan portarlas.
Tampoco serán obligatorios en domicilios particulares, vehículos particulares y actividades incompatibles con su uso, siempre que se respeten otras medidas básicas.
En cuanto a las sanciones, las multas oscilan entre los 5 y los 20 salarios mínimos (84.340 guaraníes, casi 12 dólares) que se duplicarán por reincidencia para particulares, y hasta 200 salarios para propietarios de transporte público.
Para los negocios que no cumplan con la normativa, se prevé el cierre temporal o permanente.
Las autoridades de ejecución serán el Viceministerio de Transporte y los municipios de cada ciudad para los establecimientos comerciales, mientras que en el caso de los particulares, la Justicia estará a cargo con la ayuda de la Policía Nacional, dijo Hutteman.
El proyecto también prevé una distribución de caretas en sectores vulnerables por parte de la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN) “a través de recursos no ejecutados” de la ley de contingencia declarada en marzo pasado ante el brote del virus.
“Cada vez tenemos evidencias de que los países que mejor usan mascarillas, como los asiáticos, son los que mejor pueden controlar la epidemia”, dijo Sequera, indicando que su uso adecuado reduce “prácticamente en un 50%” la velocidad de transmisión. .
Desde la detección del primer positivo, el 7 de marzo, en Paraguay, los contagios confirmados ascendieron a 93.582 hasta este domingo, con 1.953 fallecidos, en medio de la salud pública en el tope de su capacidad de respuesta.
El epicentro de la epidemia permanece en Asunción y Central, departamento que limita con la capital del país.

Related Articles