News

Organismos afectados por el nuevo texto de reforma a la Ley 7.600

Dirigentes aseguran que la propuesta tiene múltiples errores que arruinan años de lucha por la igualdad social La diputada proponente afirma que las modificaciones han sido ampliamente consultadas con grupos de personas con discapacidad

{{slide.text | html}}


(CRHoy.com) .- Varias organizaciones que representan y agrupan a personas con diversas discapacidades están preocupadas porque afirman que los diputados están procesando en secreto un nuevo texto para el proyecto de ley para reformar el Ley de Igualdad de Oportunidades para las Personas con Discapacidad (Ley 7.600).

Los diputados iniciaron el 12 de junio de 2019, la discusión de una reforma integral de la normativa bajo el expediente número 21.443; El proyecto fue dictaminado por la Comisión de Discapacidad y Asuntos de la Vejez en febrero de 2020 y ahora los diputados que integran este panel quieren que el pleno respalde, con la aprobación de una moción de fondo, un texto de reemplazo que modificaría de manera integral la iniciativa que surgió del panel.

Los representantes de personas con discapacidad alegan que los diputados no han consultado el nuevo texto propuesto con las organizaciones, requisito que consideran imprescindible dada la relevancia de la Ley 7.600 en sus vidas.

Socorro Vargas, presidenta de la Federación Costarricense de Autismo, dijo que la organización a la que representa no ha recibido ninguna solicitud de criterio del Parlamento sobre el nuevo texto.

El líder dijo que la comunicación sobre este asunto se ha limitado a recibir un correo electrónico con alguna información y dijo que un “Gran desconocimiento” entre el grupo que lidera los cambios que impulsan los diputados.

“Las organizaciones fueron consultadas en algún momento a principios de marzo y no hay consulta posterior de nada. Debería haber habido una asamblea que nombró una comisión y esa comisión luego informó y consultó sobre las modificaciones y eso no se ha hecho ”, dijo.

Aunque no cumple con las expectativas de la población discapacitada, Vargas dijo que la Ley 7.600 al menos sirve a las personas en esa condición como apoyo para defender derechos comunes, especialmente en salud y educación en el caso de los autistas, por lo que las modificaciones ponen en duda el resultado que finalmente sería aprobado por el pleno.

El mandatario pidió a los diputados que pausen la reforma hasta que las organizaciones se hayan pronunciado sobre su contenido.

Erick Chacón, de la Fundación para el Progreso de las Personas Ciegas (Fundaprogreci), coincidió con Vargas en que el único contacto que las organizaciones tuvieron con los diputados para discutir la reforma se dio a principios de este año en un hotel de la capital.

Tras la reunión, las organizaciones presentaron objeciones al texto del proyecto de ley y acordaron pedir a los diputados que lo descarten.

Fue entonces cuando una comisión de las organizaciones señaló a los diputados que la la mayoría de los artículos del proyecto debían modificarse, entre otras cosas, por sus contenidos fueron coherentes con el modelo social de discapacidad y por erradicar la terminología de los paradigmas asistenciales; También se enfatizó que los artículos que hablan de discriminación por discapacidad, aunque abundan en el texto, no tendrían ningún efecto ya que no generan sanciones efectivas.

La comisión también encontró que Hay elementos del proyecto que duplicarían lo que las normas nacionales ya establecenPor tanto, concluyeron que el proyecto merecía una revisión jurídica exhaustiva, entre otros aspectos sustantivos. Aun así, Chacón agregó que se les dio muy poco tiempo para analizar los contenidos.

Lo que hicieron en el proyecto fue golpear muchos parches que eliminaron otras leyes. y no sabemos qué proponen en el nuevo texto. El original no nos benefició en absoluto. Son muchos los artículos de la ley vigente que han sido objeto de recursos, gracias a los cuales se ha creado jurisprudencia.

“Si ahora borramos esos artículos de la ley, tiraríamos toda esa jurisprudencia a la basura. El camino es desarrollar legislación sobre los derechos que aún están pendientes, pero retroceder 25 años cambiando los artículos de la ley no nos beneficia para nada ”, lamentó la experta en derechos humanos.

Por su parte, Carlos Valverde, presidente de las Olimpiadas Especiales, que congrega a unas 30.000 personas con discapacidad, coincidió con los demás dirigentes del sector en que no ha habido publicidad en la tramitación de las reformas a la Ley 7.600 que impulsan en el Asamblea Legislativa.

Valverde agregó que su organización carece de la información mínima para evaluar la relevancia de los cambios al reglamento.

“No nos han tenido en cuenta ni para escucharnos, ni para compartir con nosotros los cambios para emitir un juicio profesional por parte de nuestro equipo. Nadie nos ha dicho qué cambios quieren hacer a la ley ”, dijo.

El dirigente agregó que las entidades que agrupan a personas con discapacidad pretenden articularse para enviar una denuncia formal al Parlamento por la ausencia de consulta.

“No puedo criticar lo que proponen porque no conozco ningún detalle de lo que se discute en la Asamblea Legislativa. No hay excusa para no consultarnos el nuevo texto. Que no vengan ahora a usar el pretexto de la pandemia, porque incluso nosotros hemos podido organizar algunos concursos virtualmente durante este tiempo.“Dijo el líder.

Alguna critica

Las organizaciones que representan a las personas con discapacidad criticaron algunas propuestas de las que han podido conocer y que se encuentran en el texto sustituto, al que pudo acceder este medio de comunicación digital.

Por ejemplo, señalan que es inapropiado que los diputados finjan abrir la posibilidad de que los líderes de organizaciones de personas con discapacidad puedan ser individuos sin ningún sufrimiento.

Argumentan que el peligro de esto es que un grupo se autodefine como representante de este colectivo, ya que consideran que pondría en desventaja a los colectivos que ya funcionan y que están dirigidos exclusivamente por personas con discapacidad.

Tampoco hay satisfacción con la forma en que el texto se refiere a este sector al calificarlo de “Personas discapacitadas”, lo que, dicen, compromete años de lucha para que la sociedad vea al grupo con igualdad.

También critican que a pesar de que el texto habla de educación inclusiva, no incluye educación privada. Los grupos temen que esto constituya un vacío legal para que esas escuelas no respeten la ley.


{{slide.text | html}}


Se quejan de que la definición de servicios de apoyo no es clara, específicamente en lo que respecta a perros guías de personas con discapacidad; El problema, alegan, es que los diputados no aplicaron los criterios restrictivos que necesita una ley como esta, ya que no explican claramente qué es un animal de apoyo.

En cuanto al artículo 14, advierten sobre la posible inconstitucionalidad del mismo al diferenciar entre hombres y mujeres con discapacidad. En este numeral la factura establece responsabilidades institucionales hacia las mujeres con discapacidad, sin mencionar lo mismo en el caso de los hombres, que consideran discriminatorio.

Afirman que el proyecto asigna un 46% de participación de las organizaciones de personas con discapacidad en el Consejo Nacional de Personas con Discapacidad (Conapdis), cifra que consideran ininteligible y piden que el número de integrantes que las representaría en números absolutos Que se explique ese órgano.

También mencionan un aparente Duplicación de funciones en el artículo 18 que ordena la creación del Comité de Información de Organizaciones de Discapacidad, ya que esta entidad existe desde 1996. Es el Comité de Información sobre Discapacidad (Coindis). Lo que los líderes piden al Congreso es que en lugar de crear una nueva institución, le den a la existente una personalidad jurídica instrumental.

En cuanto al transporte de personas, las organizaciones critican que entre la normativa solo se mencionen autobuses y taxis, excluyendo el servicio de tren, barco, ferry o barco, ignorando que estos otros servicios también se prestan a personas con discapacidad.

También consideran “ridícula” la multa de entre ¢ 10.000 y ¢ 30.000 a las concesionarias de transporte público que infrinjan la ley, por no hablar de los permicionarios.

El sector afirma que el nuevo texto dejaría a las personas con discapacidad en un estado de inseguridad jurídica en materia laboral, por una mala redacción que no detalla a qué régimen legal se refiere para regular las sanciones a los empresarios que no garantizan la igualdad a las personas con discapacidades.

En cuanto a la tramitación del texto sustitutivo, las entidades afirmaron que los diputados confunden el principio de publicidad del texto, que se cumpliría con su publicación en el diario oficial La Gaceta, y el principio de consulta con los grupos afectados por la ley.

Promotor de iniciativa defiende proceso de consulta

La diputada María José Corrales (Liberación Nacional), quien presentó el proyecto de reforma a la Ley 7.600 al Poder Legislativo, defendió el proceso de consulta al que se ha sometido el texto desde un inicio.

Corrales indicó que la propuesta nació de su conversación con la presidenta del Consejo de la Joven, Nicole Mesén, quien tiene una discapacidad.

El trabajo se inició con el objetivo de adecuar la Ley 7.600 a la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad. El análisis dio como resultado el proyecto de ley que se presentó en junio de 2019.

Dijo que la Comisión de Discapacidad y Ancianos del Parlamento realizó todas las consultas requeridas por el Reglamento Legislativo, incluidas todas las organizaciones de personas con discapacidad que están registradas en Conapdis.

Confirmó que el pasado mes de marzo el Parlamento estuvo representado en un foro consultivo de la Conapdis donde se presentó y discutió el proyecto con los representantes que asistieron al encuentro.

Ese día, dijo, se acordó formar una comisión para reformar la Ley 7.600 de personas con discapacidad. que produjo un informe de 650 páginas que fue presentado a su oficina en julio; De ahí, explicó el diputado, sale el 96% del texto de reemplazo que se presentó.

Corrales dijo que también han leído las respuestas a las consultas realizadas por la Comisión para incorporar los resultados al texto sustitutivo. Agregó que se debe consultar el nuevo texto, además, dijo que el Parlamento siempre ha estado dispuesto a escuchar las inquietudes sobre el proyecto.

Estoy casi seguro que ningún proyecto de ley que tenga que ver con las personas con discapacidad y en general de esta Asamblea Legislativa, ha tenido tanto proceso consultivo como este expediente. (…)

“Si tienen la necesidad de hablar conmigo como proponente, estoy plenamente disponible para escucharlos, para levantar la motivación de la iniciativa y escuchar sus recomendaciones, observaciones, para llegar a un acuerdo, porque lo más importante es que sea una ley integral que viene a satisfacer las expectativas de las personas con discapacidad pero, sobre todo, ven a crear una igualdad real“, afirmó.

Related Articles