News

Opinión: Contabilidad de la pensión alimenticia: ¿Violencia patrimonial o una herramienta para empoderar a sus administradores?

La rendición de cuentas siempre ha sido y será un ejercicio que sirve para dar fe de lo que se hace bien, para corregir lo que se hace mal, y en el marco del expediente 21.702 -que se refiere al proyecto de ley de rendición de cuentas de pensiones alimentarias-, servirá para empoderar a que realizan verdaderos milagros con el dinero de la pensión alimenticia que reciben sus hijos e hijas.

La Asamblea Legislativa ha regulado el derecho fundamental a proteger el interés superior de los menores, con una serie de leyes, para que nuestros niños, niñas y adolescentes disfruten de una pensión alimentaria que incluya, además de la alimentación, aspectos como educación, atención médica, vivienda y actividades recreativas, elementos que corresponden a una interpretación del concepto de manutención, con la idea de que este menor pueda vivir dignamente, con una visión integral de su bienestar.

Actualmente, el proyecto de ley asignado a la Comisión de Juventud, Infancia y Adolescencia está a punto de ser conocido y votado y también ha sido tema de conversación para muchas personas, no solo en Costa Rica, sino en toda América Latina.

El vacío legal que existe en esta materia ha sido evidenciado, pues, si bien es cierto que algunas herramientas son utilizadas por los jueces de la República para atender estos casos, son débiles y poco confiables.

La rendición de cuentas que proponemos no es solo una medida de empoderamiento para aquellas personas que administran la pensión alimenticia, sino que, y por encima de cualquier otro interés, será la forma de garantizar a los menores el goce de un derecho, de la protección de sus bienes, de poder para saber y garantizar que su dinero se invierte correctamente.

¿La rendición de cuentas es violencia patrimonial? De ninguna manera. Es por eso que sostengo que un proyecto como este no solo fortalece la legislación sobre pensión alimenticia, sino que también es una oportunidad para demostrar que los recursos que son en beneficio del menor están bien gestionados y para asegurar que el mandato de asegurar el mejor bien del niño se cumpla, algo que el Estado tiene la obligación de garantizar.

¿De qué sirve la responsabilidad? Los grupos feministas afirman que la rendición de cuentas es una forma de violencia patrimonial contra las mujeres, pero no podría estar más lejos de la verdad. Esta medida que protege a los menores, sus intereses y su patrimonio; Carece de cualquier tipo de persecución y lo que hace es defender su mejor interés, y solo en aquellos casos en los que exista alguna duda, el PANI, el beneficiario o el obligado podrá solicitar a un juez que realice una liquidación de gastos, lo que se haría solo una vez al año, para evitar que el mecanismo sea utilizado de manera abusiva y como medio de alienación parental.

El propósito del proyecto es brindar seguridad jurídica a los menores beneficiarios de pensión alimenticia, todo con el fin de garantizar su protección integral y resguardar su bienestar de la mejor manera.

Debemos trabajar duro para que nuestro país cuente con una legislación avanzada, cierre los vacíos legales que nos permitan dejarlos en un estado de vulnerabilidad ante posibles abusos y propongan las herramientas necesarias para promover su máximo desarrollo humano.

Harllan Hoepelman Páez
Miembro adjunto de la Comisión de Juventud, Niñez y Adolescencia.

[email protected]

Related Articles