News

No, el brik no es un contenedor ecológico y Ecoembes solo recicla el 21,5% del whole

Continúa el asedio a la industria del reciclaje en España. Tras la investigación que puso al descubierto el fiasco de la gestión de los contenedores y el contenedor amarillo, un informe realizado por Greenpeace que reveló que la tasa de reciclaje de los contenedores domésticos es apenas del 25% frente a 78% que el monopolio empresarial que controla el sector, Ecoembes, pretende gestionar, le toca el turno a los briks.

Un estudio publicado recientemente por Eunomia Research & Consulting, encargado por la red de entidades medioambientales Zero Waste Europe, revela que el porcentaje estimado de reciclaje real de cartones en España es apenas del 21,5%. La cifra contrasta con la establecida por la Asociación de Envases de Cartón para Bebidas y Medio Ambiente (ACE), que asegura que el 80% de este tipo de envases se recicla y que la tasa de recogida es del 51,2%, algo difícilmente posible con tan bajo porcentaje de reciclaje.

“Es Ecoembes quien reporta los datos a la ACE, y esto es algo que venimos denunciando desde hace años: son las propias empresas encargadas de gestionar y cumplir los objetivos quienes entregan los datos a las administraciones”, dice Rosa García, director de la Fundación Rezero, una de las entidades del Estado español integradas en Zero Waste Europe, junto a la Zero Waste Alliance, Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, la Estrategia Catalana Residuo Cero, Greenpeace, el Plataforma de Aire Limpio Cero Residuos Madrid y devoluciones.

Ante décadas de marketing calificando el tetra brik como sostenible, García explica que en realidad se trata de un envase poco ecológico

García explica que el camino a seguir para obtener datos reales y fiables es el emprendido por el Govern de les Illes Balears, que en octubre publicó un histórico informe en el que por primera vez una comunidad autónoma presentó información detallada sobre el reciclaje de envases ligeros. Los datos indicaron que, en las islas, Ecoembes solo recicla el 25% de este tipo de residuos, lejos del 65% que este empleador dijo reciclar en 2017 o del 78,8% que dice recuperar a nivel estatal.

Campaña Ecoembes Greenpeace

La estandarización del cálculo de lo que se recicla en cada Estado de la UE es algo que ya se encuentra en la directiva europea de residuos, un reglamento modificado en 2018. En España, la nueva Ley de Residuos, actualmente en fase de anteproyecto y cuya llegada al Se espera el Congreso a principios de 2021, ella será la encargada de trasponer la normativa europea.

Marketing y ‘lavado verde’

Ante décadas de marketing calificando al tetra brik como sostenible, García explica que en realidad se trata de un envase poco ecológico. Con una composición de 72,5% de celulosa, 24% y 3,5% de aluminio, es el ejemplo perfecto de un recipiente complejo a procesar para su recuperación.

A pesar de que todos los materiales con los que está fabricado son reciclables, la realidad es que hoy en día solo se puede recuperar la celulosa. El formato del envase, con capas unidas de cartón, polímeros plásticos y aluminio, dificulta la separación posterior al tratamiento para su recuperación. “Hay anuncios en televisión que anuncian el gazpacho en brik con ‘residuo cero’ e incluso hay agua envasada en brik como ’empaque ecológico’, y ese no es el caso”, denuncia el director de Rezero.

Las entidades agrupadas en la Zero Waste Alliance consideran que la nueva ley de residuos en España “debería ser mucho más ambiciosa de lo que se está proponiendo actualmente”

García también remarca que, si bien en otros países hay instalaciones para reciclar un porcentaje mayor de cada contenedor de tetra brik, en España no es así, y una experiencia piloto realizada en Cataluña hace una década terminó en fracaso al intentar recuperar el aluminio de las cajas de cartón.

Problema europeo

El estudio Zero Waste Europe analiza los problemas de reciclaje de cuatro países europeos y en todos ellos existe una brecha importante entre lo que indican las cifras oficiales y la realidad. En Alemania, mientras las autoridades hablan de un 75% de reciclado de cartones, la tasa real, según la investigación, es del 47,8%. En Suecia y el Reino Unido, la ACE afirma recuperar el 33% y el 36%, respectivamente, mientras que las tasas son en realidad del 21,9% y el 29,5%.

Las entidades agrupadas en la Zero Waste Alliance consideran que la nueva ley de residuos en España es una oportunidad que no se puede desaprovechar y “debería ser mucho más ambiciosa de lo que se propone actualmente”. En cuanto a briks, apuestan por una serie de medidas. Asegurar que los productores de envases den prioridad a la circularidad en los procesos de diseño; mejorar la inversión en infraestructura de reutilización y reciclaje; establecer cuotas de envases reutilizables para bebidas, tanto para el canal HORECA (Bares y Restaurantes) como para tiendas y supermercados; implementar herramientas efectivas para la recolección y separación de envases (Sistemas de Depósito, Devolución y Devolución, SDDR) para poder devolver los cartones a tiendas y supermercados; y tener un etiquetado común sobre reciclabilidad, “confiable y ampliamente aceptado para el empaque”, son las principales solicitudes de las organizaciones ambientales

Protesta de reciclaje de plástico

Related Articles