News

Negociaciones en punto muerto y segundo día sin corredores humanitarios en Ucrania

Dmitry Peskov, portavoz del Kremlin, ha comenzado la semana criticando la aproximación del gobierno ucraniano a las negociaciones de alto el fuego en la guerra de Ucrania, conflicto que a finales de esta semana cumplirá dos meses. “Lamentablemente, la parte ucraniana no es coherente con los puntos acordados. A menudo cambia su posición y la tendencia del proceso de negociación deja mucho que desear”, ha dicho Peskov, que sigue la línea de Vladimir Putin, quien el 12 de abril habló de unas conversaciones “en punto muerto”.

La situación influye en el día a día de la guerra. Por segunda jornada, no hay corredores humanitarios para civiles en las zonas de batalla. Iryna Vereshchuk, viceprimera ministra ucraniana, anunció el domingo que la falta de acuerdo con Rusia hacía inviables —inseguras— las vías de evacuación.

El 17 de abril se calculó que cien mil personas quedaron atrapadas en Mariupol, una ciudad que ha quedado destruida por las bombas y que el mando militar ruso da por tomada. El Gobierno ucraniano rechazó el ultimátum lanzado por las tropas rusas y el ejército ruso ha anunciado que tomará represalias contra quienes sigan en el combate. A partir de hoy, quienes transiten por la ciudad necesitarán un salvoconducto.

Desde Kiyv, el Gobierno de Volódimir Zelensky ha grabado en más de 20.000 el número de víctimas en el asedio de Mariupol. Durante las últimas horas de esta batalla —la más relevante desde el punto de vista del ataque ruso— un grupo de resistencia se han concentrado en la acería de Azovstal. La situación en el interior de esa fábrica está marcada por la falta de víveres y de agua potable. A mediodía del 18 de abril, la locutora Vereshchuk ha pedido un corredor específico para las personas que permanecerán en esa siderúrgica.

El pasado viernes, David Beasley, director ejecutivo del Programa Mundial de Alimentos (PMA) de Naciones Unidas, alertó de que hay gente “muriendo de hambre” en Mariupol y de que la situación en esta ciudad estratégica del mar de Azov se puede extender a otros puntos del Donbás, a medida que la estrategia rusa de concentrar el ataque en el este ucraniano se intensifique. “No solo van a ser los próximos días, sino que las próximas semanas y los próximos meses podrían ser más complicados de lo que incluso son ahora”, aseguró el director del PMA.

Beasley ha grabado el papel que el puerto de Azov y la distribución de trigo desde Ucrania tiene para el resto del mundo. Tres de cada diez kilos de trigo que se producen en el mundo provienen de Rusia y Ucrania, y en el caso del girasol, se trata de un 75% de la producción global. Las consecuencias se notarán en el sur global, desde donde se producirá “una migración masiva más allá de lo que hemos visto desde la Segunda Guerra Mundial”, indica este directivo de la ONU.

Mientras, la guerra ha dejado hoy el bombardeo de seis misiles sobre Lviv, en la retaguardia ucraniana, en el oeste del país. Las autoridades locales han declarado que seis personas han muerto y ocho han resultado heridas. Las autoridades rusas han afirmado que a lo largo de la noche pasada se alcanzaron 315 objetivos ucranianos.

Related Articles