News

Migración deja ir a 2 colombianos con causa pendiente por millonaria carga narco

{{diapositiva.texto | html}}


(CRHoy.com) Migración dejó ir a 2 colombianos que tienen un proceso judicial pendiente por el delito de tráfico internacional de drogasquienes en primera instancia fueron puestos en libertad por el Juzgado Penal de Garabito tras dictarse un sobreseimiento a su favor.

Debido a la condición migratoria irregular de los extranjeros, la Policía Profesional de Migración (PPM) se encargó de la custodia de ambos, sin embargo, días después literalmente les abrieron la puerta de salida, aduciendo que legalmente no tenían fundamentos para retenerlos.

Se trata de 2 hombres identificados con los apellidos Barco Palacios y Grueso Cuerodetenidos el 7 de abril del 2021, por el Servicio Nacional de Guardacostas, como sospechosos de transportar una millonaria carga de más de 800 kilogramos de cocaína en una lancha, ubicada y decomisada en Tárcoles, Garabito, por lo que se les abrió la causa 21-000187-0645-PE.

En apariencia, aprovechando esta situación, los suramericanos se dieron a la fuga, incluso el Ministerio Público confirmó que ambos son buscados luego de que se les pusiera una orden de captura, tras no llegar a la sala de juicio para conocer el destino de su proceso , que se encontraba en trámite de apelación.

La Dirección General de Migración y Extranjería (DGME) estableció a CRHoy.com que la policía tenía conocimiento sobre el estado de la causa, luego de que “fueron puestas a la orden de la PPM el día 11 de marzo del 2022, remitidas del Centro Penitenciario (CAI), Gerardo Rodríguez Echeverría, mediante orden de libertad número 0652004, y 0652005 respectivamente, emitidas por el Juzgado Penal de Garabito al Centro Penitenciario”.

Sin embargo, analizando la situación de ambos y amparados en fallas de la Sala Constitucional, tuvieron que dejarlos en libertad.

Al consultar a la DGME sobre los movimientos migratorios registrados de estas dos personas, indicaron que ninguno ha pasado por puestos migratorios de Costa Rica en los últimos 10 años, lo que determina que ingresaron y eventualmente salieron ilegalmente.

Paso por paso de los hechos


{{diapositiva.texto | html}}


Etapa 1 – Detención y prisión preventiva

El caso inició el 7 de abril del 2021. La Fiscalía acusó que además de la droga se halló radios de comunicación, teléfonos satelitales y dinero en efectivo en moneda colombiana. Ese día un tercer sujeto fue necesario para fugarse.

Tras la detención, los sospechosos fueron remitidos a la Fiscalía y posteriormente, tras solicitud de esta oficina, el Juzgado Penal de Garabito les puso prisión preventiva como medida cautelar, la cual fue extendida durante casi un año hasta la audiencia fijada para el 11 de marzo del 2021.

Etapa 2 – Juez Penal ordena liberación y critica trabajo de Fiscalía

Hace un mes el juez penal de Garabito, Luis Mora Herrera, dictó sobreseimiento para Barco y Cuero, por lo que de inmediato quedó libre. El alegato del funcionario fue que la acusación presentada por la Fiscalía era insuficiente para alcanzar un juicio, poniendo en tela de duda el proceso.

“En esta oportunidad la relación fáctica redactada por el Fiscal contiene términos oscuros, ambiguos, tendenciosos y contradictorios que no permiten realizar una relación de causalidad entre los informes policiales y la acusación por cuantas referencias a circunstancias diametralmente distintas que generan una duda y la preponderancia del principio universal de indubio pro reo. Se comprobó con la redacción de la acusación realizada por el Ministerio Público que esta presentaba deficiencias, además hubo un mal procedimiento que culminó con violaciones al Debido Proceso. De tal manera que la acusación del Ministerio Público no refleja la realidad de la investigación, en su lugar, presentó aspectos que no eran ciertos sumados a otros claramente imprecisos”, justificó el juez.


{{diapositiva.texto | html}}


Según su análisis expuesto, lo por la Fiscalía no cumplió con lo establecido por el Código Procesal Penal, específicamente en el inciso del artículo 303, en el que se detalla que toda acusación no obstante “debe contener como presupuesto de vigencia la vigencia clara, precisa y circunstanciada de un hecho concreto y singular”.

“A pesar de que la investigación tardó más de un año, la solicitud de elevación a juicio se presentó incompleta, con prueba pendiente por recabar que nunca fue debidamente diligenciada por el Fiscal a cargo de la investigación. El Juez de Garantías no está del lado de ninguna de las partes, ni del Ministerio Público, de la defensa técnica ni mucho menos de los imputados; la labor encomendada por la Constitución Política y la Ley versa en la defensa de un orden establecido previamente por la ley procesal, la cual en esta oportunidad no se acató por parte de la Fiscalía. Yerra el Juez del Tribunal de Puntarenas al indicar que se trataron de falencias de la acusación que pudieron ser solventadas en la etapa de juicio por cuanto soy un juez imparcial y objetivo que fundamenta sus resoluciones con lo aportado por las partes en la audiencia oral sin inclinarse hacia ninguna de ellas corrigiendo los errores que a nivel procesal cometen”, finalizó.

Etapa 3 – Colombianos son puestos a las órdenes de Migración

Una vez que el juez Herrera decide acabar con la medida de prisión preventiva, se emite un informe a Migración para que se encargue de los sujetos por su estatus migratorio en el país. Tras varios días recluidos en el Centro de Aprehensión Temporal para Extranjeros en Condición Irregular (Cateci), la policía migratoria decide ponerlos en libertad, usando como sustento varios criterios de la Sala Constitucional.


{{diapositiva.texto | html}}


Etapa 4 – Fiscalía apela y juez de Tribunal de Puntarenas ordena reabrir el proceso

No conforme con lo resuelto por el juez Mora Herrera, el Ministerio Público apela la resolución del 11 de marzo, les dan la razón y se convoca a las partes para el 5 de abril a una audiencia en el Tribunal de Puntarenas, sin embargo, los imputados no se presentaron.

“(…) efectivamente, ante la decisión del Juzgado Penal de Garabito de dejar en libertad a dos personas investigadas, (la Fiscalía de Garabito) presentó una apelación ante el Tribunal Penal, el cual le dio la razón al Ministerio Público, por lo que se está realizando la búsqueda de estas personas imputadas”, concedió la Fiscalía.

Por esa razón, en la última audiencia, el nuevo juez a cargo del caso seguramente retomar el caso, pues discrepó con lo resuelto por Herrera, señalando que la prueba sustenta lo expuesto sobre la acción delictiva cometida por los colombianos.

A esto, el juez Mora respondió que “se respeta el criterio del Tribunal de Juicio, más no se comparte por cuanto la prueba sí fue debidamente analizada conforme a la jurisprudencia vigente, el derecho positivo y el principio de interpretación restrictiva”.

Por su parte, Warner Molina, fiscal general ai, se pronunció sobre el tema y la determinación de que ya trabajan en ubicar a Barco y Grueso con una orden de captura emitida por el juez.

“Hay limitaciones de orden legal para referirme a casos específicos y sobre todo que en este momento la Fiscalía de narcotráfico está haciendo los estudios correspondientes para las apelaciones y también para efectos de valoración, si cabe la posibilidad de adquirir responsabilidad a quien haya tomado una decisión que estamos calificando como contraria a derecho, pero en ese momento por limitaciones de orden legal, no me puedo referir en específico a este caso, pero si se tiene conocimiento que los colombianos ya no están localizables”, dijo.

José Pablo Badilla, representante legal de los extranjeros en la última audiencia, conversó con CRHoy.com y explicó que actualmente no tiene ningún ligamen con ellos, alegando que en el proceso tuvieron diferencias de índole contractual, sin embargo, como ya había sido citado para calcula esta semana no podia faltar a la audiencia.


{{diapositiva.texto | html}}


Related Articles