Foreign Policy

Mi coche se averió y me dejó varado, ¿qué hago?

Hay pocas situaciones más desagradables que descubrir que nuestro coche se ha averiado y nos ha dejado tirados en la carretera. Recordemos que en las temporadas en las que se intensifican los viajes, como el verano, los puentes y las fiestas navideñas, las averías viales se multiplican y también el número de coches que se averían y quedan en la carretera. A veces, la avería que nos obligará a detenernos es tan simple como un pinchazo. Sin embargo, ¿Cómo debemos proceder, según la DGT, si nuestro coche se avería en la carretera?

¿Qué debemos hacer si nuestro coche se avería?

1. Encuentra una salida lo antes posible si conducimos por autopista y autovía, encendiendo las luces de emergencia para advertir al resto de conductores de nuestra situación. Tomando la primera salida aumentaremos las posibilidades de encontrar un lugar más seguro para detener nuestro vehículo y esperar una grúa.

2. Cuando tenemos que parar, porque nos es imposible continuar, pararemos nuestro auto en el arcén. Debemos tratar siempre de que el coche no ocupe la carretera y aproveche al máximo el arcén, por seguridad y para evitar entorpecer el tráfico.

3. Mantenga las luces de emergencia del automóvil, la Advertencia, en todo momento. Tenemos que facilitar nuestra visibilidad y que el resto de conductores sean conscientes de que nuestro coche se encuentra en una situación excepcional, en este caso parado por una avería.

4. Use el chaleco reflectante en todo momento y antes de salir del automóvil. El chaleco reflectante es un elemento tan importante que debemos llevarlo en la mano, cerca del conductor, ya sea en la guantera, en los bolsillos de las puertas, o en algún receptáculo debajo del asiento. Nunca debemos llevarlo en lugares de difícil acceso, como el maletero. Y es que cuando salgamos del coche ya debemos llevar el chaleco reflectante y guardarlo en todo momento, hasta que nos atiendan.

5. Coloca los triángulos de emergencia. Insistimos, tras una avería que nos obliga a frenar, la prioridad debe ser que el resto de conductores nos vean y sean conscientes de nuestra situación. Recuerda que, como te contamos en nuestra guía sobre cómo colocar los triángulos, en autovía y autovía colocaremos un único triángulo, a unos 50 metros de nuestro coche, y garantizando una visibilidad del mismo desde 100 metros. En carreteras de doble sentido, en carreteras convencionales, colocaremos dos triángulos, uno a 50 metros del coche, delante y otro detrás.

6. Mantente fuera de la carretera, evitemos invadirlo, y una vez que los triángulos estén en su lugar, y mientras esperamos ayuda, debemos dejar la carretera y hacer lo mismo con los compañeros. Lo mejor es que nos apartamos de la carretera, más allá de la barandilla.

7. Notificar a los servicios de soporte, para que venga a servirnos una grúa. Incluso en los casos en los que la reparación sea sencilla, por ejemplo en caso de pinchazo, la DGT recomienda llamar a la grúa de asistencia en carretera si nos encontramos en un lugar que pueda resultar inseguro para realizar esta maniobra.

– Cómo colocar los triángulos de forma segura en caso de avería o accidente – Qué hacer en caso de accidente – Fallos en coches diésel: cómo evitar problemas con filtro de partículas, EGR y AdBlue – Fallos que se pueden detectar con el humo del escape de tu coche

Related Articles