News

Los turistas cambiaron los patrones de reserva: esperan hasta el último minuto

El sector muestra cifras de lenta recuperación, pero es imposible proyectar cómo será la temporada alta

(CRHoy.com) Antes de comenzar a percibir los primeros vientos alisios de la temporada, los costarricenses aprovecharon la llegada de noviembre para comenzar a planificar sus vacaciones de fin de año. Muchos, incluso, procedieron a asegurar sus reservas. Pero esa es una historia previa a la pandemia.

Los turistas nacionales han cambiado los patrones de reserva. Impulsados ​​por la pandemia, las restricciones sanitarias, la situación económica y la incertidumbre que existe, ahora los turistas locales esperan hasta el “último minuto” para confirmar sus reservas de fin de semana.

Es algo que se hace con una diferencia de apenas días, según confirmó el director ejecutivo de la Cámara Costarricense de Hoteles Flora Ayub, al confirmar que años antes tenían una mayor noción de cómo podría comportarse. la temporada alta de diciembre, pero no esta vez.

Para este 2020, el sector aún no tiene una proyección de cómo se comportará diciembre, un mes en el que se recarga el mayor peso de la ocupación hotelera en turistas nacionales. En esta ocasión, la Cámara esperará un poco más para realizar sus encuestas y establecer algunas proyecciones.

El sector turístico costarricense es, sin duda, el más afectado por las restricciones sanitarias provocadas por la pandemia, aunque ya ha comenzado a dar algunos signos de reactivación.

Abril y mayo representaron meses de cierre prácticamente total, por lo que la ocupación se calculó en cero.

Julio y agosto presentaron algunos datos de reapertura y septiembre Ya ha marcado una ligera mejora, al menos en relación a abril y mayo.

Según el índice de ocupación hotelera del Banco Central, el mes pasado el promedio alcanzó el 13%.

La cifra es todavía pequeña si se compara con los niveles de ocupación que existían antes de la pandemia. En septiembre del año pasado, aproximadamente la mitad de los espacios de los hoteles estaban ocupados.

Según Ayub, el mes pasado la ocupación incluso mejoró aún más, llegando incluso al 25%.

Ha ayudado que ya se estén recibiendo vuelos desde varios destinos, aunque estos todavía representan una pequeña parte del total.

Lejos de la recuperación

Según el último estudio de ocupación y precios elaborado por el Banco Central y presentado en el Informe de Política Macroeconómica, el sector hotelero del país aún está lejos de una recuperación.

Al recopilar los datos de al menos 645 hoteles el mes pasado Se demostró que hay una ocupación que es entre un 4% y un 14,3% menos que en octubre del año pasado.

Así, la provincia que enfrenta más problemas es Alajuela, seguida de San José y Guanacaste.

Esta menor ocupación también ha empujado al sector a tener que ofrecer precios más bajos. Los hoteles en Limón ofrecían habitaciones en promedio en octubre por hasta $ 12 menos; Cantidad muy similar en Cartago y algo menos en Alajuela y Puntarenas.

Según el Banco Central, para el próximo año se espera una recuperación gradual en este sector, lo que estaría fuertemente ligado a la progresividad en las medidas de apertura no solo a nivel local, sino también a nivel internacional, donde mucho depende de cuán fuerte sea el El golpe de la segunda ola pandémica que ya están viviendo algunas naciones de Europa.

Related Articles