Geopolitics

La recusación de diez imputados por Hidroituango a la Contraloría

El proceso de responsabilidad fiscal por los problemas que surgieron en el proyecto Hidroituango tiene un nuevo capítulo: 10 de los 28 imputados en el caso presentaron impugnación contra el Contralor General Felipe Córdoba y la Contraloría Delegada Intersectorial 09 de la Unidad de Investigaciones Especiales Contra la Corrupción, Juliana Velasco, para que se aparten del conocimiento de la investigación.

Algunos de los 28 imputados por Hidroituango que presentaron este desafío son el actual candidato presidencial y ex gobernador de Antioquia, Sergio Fajardo; el ex alcalde de Medellín, Alonso Salazar; el ex gerente de Hidroituango, John Alberto Maya; y el ex gerente de EPM, Juan Esteban Calle.

En el documento, conocido por KienyKe.com, argumentaron que la contraloría delegada ha recibido de sus superiores “presiones para tramitar este proceso de manera rápida y expresa”, lo que, según ellos, “Ha afectado el principio de imparcialidad y transparencia que se le exige como investigadora en el caso de la responsabilidad fiscal”.

Los representantes de los investigados por la Contraloría argumentaron que esta situación “ha afectado al debido proceso, el derecho a la defensa, la investigación integral, la presunción de inocencia y la igualdad ante la ley”.

Por otro lado, los defensores de los imputados por Hidroituango señalaron que los superiores jerárquicos y funcionales de la Contraloría Juliana Velasco Han expresado en los medios de comunicación la posición firme, “y un ataque a la presunción de inocencia”, de actos y conductas irregulares combinados con daños patrimoniales que por ahora “no han sido probados ni se probarán”.

Además, señalaron que los superiores jerárquicos de la contraloría delegada han manifestado públicamente, incluso antes de abrir la investigación fiscal, que “darán resultados” y que “en poco tiempo se dictará sentencia”.

En la impugnación anexaron algunos de los pronunciamientos mediante los cuales solicitaron que el delegado y la Contraloría General sean removidos de la investigación. Por ejemplo, la intervención que este último realizó en Foros Semana el 11 de septiembre de 2020:

“En el caso de Hidroituango, muy lamentable, una generación del 17% de la energía del país, no han podido cumplir hoy los tiempos para terminar de empezar a generar las obras, es muy lamentable para el país y para el patrimonio de Antioqueños (…) Qué dice la Contraloría, hombre, muy importante: terminar la obra; muy importante: que empiecen a generar, muy importante para el país, pero que los que han cometido los errores paguen y que no hay detrimento del patrimonio, se recupera el habla de todos los antioqueños y el reflejo de los colombianos son cuatro mil millones de pesos en hallazgos que encontramos en su momento y hoy nuestro proceso va a avanzar con muy buena celeridad y esperamos que a fines de este año podemos iniciar las imputaciones de cargos para el próximo año para fracasar en ese sentido este proceso que tenemos con todo el cariño por Antioquia y por todos los colombianos ”.

Al respecto, los defensores de los imputados por Hidroituango indicaron que, claramente, dichas declaraciones del contralor Felipe Córdoba, como titular de la Contraloría Delegada, “trazaron la línea de dirección con la que debía resolver y los tiempos específicos en los que se tuvo que realizar la investigación con la necesaria imputación de cargos, restando autonomía y objetividad a sus decisiones ”.

Related Articles