News

La Fiscalía Suprema asume la investigación de las “cartas negras reales”

La Fiscalía General del Estado ha emitido una nota informativa en la que se infiere que investigará el presunto uso de tarjetas opacas por parte del rey emérito, y también la custodia de los expedientes sobre la citada investigación a raíz de la noticia que eldiario. Se dio esta mañana sobre la presunta comisión de un nuevo crimen por parte de la Familia Real. La información periodística explica que durante los años 2016, 2017 y 2018, distintos miembros de la familia Borbón, entre los que se encuentran Juan Carlos I y Sofía de Grecia, habrían utilizado tarjetas opacas con referencia a cuentas bancarias de las que no eran sus titulares oficiales. .

Si bien la nota de la Fiscalía no brinda novedades sobre el curso de la investigación actual, sí da a conocer que el organismo que dirige Dolores Delgado asume la “Investigación No. 12/2019 iniciada inicialmente en la Fiscalía contra la Corrupción y Crimen organizado y relacionado con el Rey Emérito ”.

Asimismo, la Fiscalía se ha mostrado interesada en anunciar que investigará y trasladará a la Agencia de Protección de Datos la “posible filtración de información” que se ha producido en relación con los procesos llevados a cabo por la Fiscalía contra la Corrupción.

El actual rey emérito, que se encuentra en Emiratos Árabes Unidos desde agosto, se encuentra actualmente valorado por la Corte Suprema, pero no se tratan los hechos que son objeto de esta investigación, habiendo ocurrido cuando ya no era monarca en el cargo por la inviolabilidad que tiene actualmente Felipe VI. Según la nota de El Diario, estas tarjetas opacas -que han sido descritas como “verdaderas tarjetas negras” por la diputada del JxC Marta Borrás – habrían sido utilizadas por Juan Carlos de Borbón, por Sofía de Grecia, en sus viajes a Londres, y por parientes directos, “incluidos algunos de sus nietos”.

La investigación Anticorrupción tenía actualmente como objetivo conocer el origen de los fondos que habrían utilizado los dos eméritos. El diario informa que al menos dos personas -un ciudadano de nacionalidad mexicana y un agente de la Guardia Civil- son sospechosos de estar involucrados en este complot.

Juan Carlos I ya está siendo investigado por la Fiscalía por su papel de presunto “cumplidor” en la obtención del contrato del AVE Medina-La Meca, convenio de 6.700 millones de euros por el que el monarca emérito podría haber obtenido un premio de 88 millones, según la justicia suiza y medios como el Tribune de Genève.

Related Articles