News

Esposa de presidente municipal de San José adeuda ¢30 millones al ayuntamiento

{{diapositiva.texto | html}}


(CRHoy.com) Un negocio comercial ubicado en Pavas, San José adeuda desde enero del 2017 más de ¢30 millones a la Municipalidad de San José por pago de impuestos y patente de licores, según la propia institución.

El local y la patente están registradas en el ayuntamiento a nombre de María Gabriela Madrigal Moreraquien según el Registro Civil del Tribunal Supremo de Elecciones (TSE), es esposa de Lennin Rolando Barrantes Villarreal (desde el 31 de marzo de 2001), actual presidente del Concejo del ayuntamiento josefino.

CRHoy.com tuvo acceso a un documento publicado y sellado por la Plataforma de Servicios de la municipalidad, en el que se especifica que el proceso se encuentra en cobro administrativo y el cual fue remitido a inspección con fecha de 16 de junio de este año.

El establecimiento se llama Distribuidora Mercado del Pollo y se ubica en Lomas del Río, Pavas, frente al Higueron, el cual opera sin ningun contratiempo pese a tener la mora pendiente.

El certificado emitido desglosa la deuda que tiene Madrigal y la suma mas alta se arrastra desde hace 42 meses, mismo que refleja un total de ¢20,3 millones, sumado a este monto están otros dos acumulados en mayo y setiembre de 2018 que alcanzaron los casi ¢3 millones.

Sin embargo, en el total a pagar se exponen ¢30.172.573,07 tomando en cuenta todos los rubros solicitados como: impuestos municipales, licencias comerciales, multas, intereses y otros.

En el negocio, como lo dice su nombre, es explotado como venta de alimentos, específicamente pollo, embutidos, productos lácteos y otros de consumo diario.

Moratoria por pandemia con deuda de hace 5 años

Consultado sobre el tema, el gobierno local no mostró que el negocio se acogió al beneficio que brindaron por el impacto de la pandemia en el 2020, pese a que la cuenta pendiente existe desde el 2017, es decir, tres años antes de que llegara el impacto del virus al país y por el golpe a la economía.

La señora María Gabriela Madrigal Morera, esposa del Presidente del Concejo Municipal, Lenín Barrantes Villarreal, posee una deuda con esta Municipalidad, aproximadamente por 30 millones de colones, por concepto del atraso en el pago de patente de licores. Sin embargo, su negocio continúa abierto, debido a que el gobierno local, con motivo de la parálisis que padeció la pandemia por COVID-19 en el comercio capitalino, no ejecutó los cierres correspondientes, como una manera de permitir la recuperación de la actividad económica de los dueños de este tipo de negocios.

Sin embargo, de acuerdo al señor José Orlando Esquivel Solís, Jefe de Gestión de Cobro, los patentados que no se pongan al día, con el pago de sus tributos, en estos meses del 2022, quedarán expuestos, de forma inminente, a que se clausure su negocio.

La oficina de comunicación del ayuntamiento sugirió dirigir nuestras consultas a José Orlando Esquivel, jefe de gestión de cobros de la municipalidad, pero pese a las insistentes llamadas no fue posible localizarlo.

La intención era conocer la razón por la cual el negocio opera pese a tener la deuda desde hace 5 años, cuando la pandemia ni existió, además de saber si se fijó plazo de pago para esta empresa específicamente, pues el comunicado enviado por la municipalidad no lo especificó.

Posterior a la consulta de este medio, el departamento de comunicación dio a conocer que en los últimos días conversaron con la señora Madrigal, a quien además notificó la deuda, por lo que ambas partes llegaron a un acuerdo de pago. Según prensa de la municipalidad, le dieron plazo de pagar hasta este miércoles 22 de junio, de lo contrario le cerrarían el negocio.

CRHoy.com también hizo la consulta a la vicealcaldesa, Paula Vargas, quien aseguró que se comunicó de inmediato con Esquivel para tener claridad con el tema, además de indicar que solicitó se notifique de inmediato al regidor sobre esa morosidad.

Este medio intentó contactar a Barrantes y Madrigal a los números de teléfono registrados a su nombre, pero ninguno de los dos atendió las llamadas. También se enviaron correos electrónicos a direcciones de la esposa del regidor, pero tampoco recibimos una respuesta.

Related Articles