Geopolitics

Elecciones generales bolivianas: ¿un nuevo presidente?

Por Arlie Carrera

Las recientes elecciones bolivianas han abierto una nueva polémica, la victoria del MAS (Movimiento al Socialismo), partido del expresidente Evo Morales, recuerda las elecciones del año pasado en las que Morales fue acusado de haber cometido fraude para perpetuarse en el poder.

Luis Arce, economista de profesión y exministro de Economía de Evo Morales, habría ganado las elecciones celebradas el pasado domingo según la empresa de investigación Cies Mori, pese a que aún no se han dado a conocer los datos oficiales, las encuestas, la encuestadora boliviana. Le han dado al economista de 57 años el ganador con más del 53,6% de los votos, lo que significaría que Arce no necesitará una segunda vuelta para convertirse en el próximo presidente de Bolivia.

La presidenta virtual, recibió las felicitaciones de la actual presidenta Jeanine Añez, quien a través de su Twitter y, a pesar de haber apoyado la candidatura de Carlos Mesa, que habría quedado en segundo lugar con un 29,6%, dedicó unas palabras a Luis Maple. Áñez, quien fue primero candidato a la presidencia, renunció luego de una serie de críticas.

Si bien Arce Catacora debería ser el centro de los titulares internacionales por su triunfo, Evo Morales sigue siendo parte de los titulares de los periódicos porque muchos han comenzado a cuestionar si la acusación de fraude contra el expresidente fue realmente acertada en el pasado. elecciones, lo que provocó su dimisión.

Elecciones Generales 2019

El 20 de octubre del año pasado Bolivia realizó sus elecciones generales con Evo Morales como presidente y candidato, a pesar de que el expresidente había convocado a referéndum en 2016, con el objetivo de conocer la opinión de los bolivianos sobre la reelección. , obteniendo la respuesta negativa de estos.

Evo Morales

Ese habría sido el inicio de la crisis política que vendría luego de unas elecciones envueltas en protestas y desconfianza de los votantes, quienes en múltiples manifestaciones acusaron a Morales de irregularidades en el conteo de votos para su beneficio.

Las elecciones de 2019 seguramente serán unas de las más recordadas en la historia de Bolivia, Evo Morales y Carlos Mesa se enfrentaron con otros siete candidatos a pesar de que en el referéndum los ciudadanos votaron por el ‘no’, porque en 2017, La Plurinacional El Tribunal Constitucional (TCP) de Bolivia, junto con el partido MAS, anuló el referéndum dejándolo inválido. Las urnas anunciaron una segunda vuelta entre Morales y Mesa, cuando la transmisión del conteo se interrumpió por 24 horas y, posteriormente, exactamente 4 días después, el entonces presidente de Bolivia, Evo Morales, resultó ganador.

La OEA (Organización de Estados Americanos), quienes fueron los observadores internacionales de las elecciones, buscaban explicaciones y a través de un tuit cuestionaron el procedimiento. Unos días después, el domingo 10 de noviembre, la OEA realizó una auditoría electoral, dando como conclusión final en un informe preliminar que las elecciones debían realizarse nuevamente debido a las irregularidades encontradas en el proceso. A esto siguió la renuncia de Evo Morales a la presidencia, por presiones de las Fuerzas Armadas.

Así comenzó una ola de protestas en el país en una Bolivia dividida. Jeanine Añez, se convirtió en presidenta interina de Bolivia, luego de una polémica interpretación de la constitución, abriendo paso a manifestaciones que dejaron decenas de muertos. La tensión iba creciendo en el país, Áñez tenía la tarea de convocar elecciones lo antes posible luego de renovar las autoridades electorales pero pasaron los meses y las elecciones se fueron postergando, en un principio se supo que se realizarían en mayo para luego ser trasladadas. a septiembre, generando la ira de los bolivianos y la especulación en organismos internacionales, quienes criticaron la actuación de la OEA y sus controvertidos informes.

Jeanine Añez

Exactamente a un año de las acusaciones de la OEA a Evo Morales por presuntamente haber elaborado un fraude electoral en 2019, estas comienzan a ser cuestionadas con más fuerza, pues el pueblo boliviano ha vuelto a elegir al MAS, con un Evo Morales fuera del país, un refugiado. en Argentina, donde reside desde el año pasado luego de recibir asilo político del presidente argentino Alberto Fernández. Morales está acusado de terrorismo, sedición y pedofilia sin saber hasta el momento si planea regresar a Bolivia.

Ante el fraude, el MAS asegura que sólo fue un engaño de la derecha boliviana para llevar a cabo un golpe. Acusan a la OEA de haber sido parte de la emboscada que habría consistido en expulsar a Morales del país para ganar las elecciones.

La prensa internacional toma la victoria de Arce como propia de Morales y se cree que el nuevo presidente sería una especie de marioneta del ex presidente. En una reciente entrevista con la BBC, Luis Arce aseguró que Evo Morales es bienvenido en Bolivia, pero que el gobierno de la nación serrana estará solo a su cargo.

¿Quién es Luis Arce?

Luis Arce

El virtual presidente de Bolivia sería el artífice del crecimiento económico boliviano en el mandato de Evo Morales. El economista habría sido ministro de Economía durante 12 años, incluidos casi todos los mandatos de Morales excepto en 2017 cuando renunció por enfermedad y viajó a Brasil para tratar un cáncer de riñón. Luego de un largo tratamiento, regresó a Bolivia y retomó su cargo en 2019.

Arce es uno de los responsables de la bonanza económica dada en los mandatos de Morales, Bolivia elevó su PIB de 9.500 millones de dólares anuales a 40.800, también redujo la pobreza del 60% al 37%.

Estudió en la Universidad Mayor de San Andrés en La Paz, hizo una maestría en Economía en la Universidad Británica de Warwick y además de ser ministro, trabajó en el Banco Central durante 18 años.

Related Articles