News

El Sindicato de Inquilinos considera “obsceno” que el decreto de desalojo compense a los especuladores

Algunos espacios para el alivio y la alegría contenida, duras críticas al Gobierno y un largo camino por recorrer. Ese es el resumen de la valoración que hace el Sindicato de Inquilinos del Decreto que detiene los desalojos y cortes de suministro hasta mayo y que ha sido aprobado hoy por el Consejo de Ministros luego de que fuera anunciado ayer por United We Can.

Los colectivos que luchan por la vivienda no comparten el entusiasmo que el Gobierno de Coalición ha mostrado a lo largo de la jornada con respecto a la nueva normativa y subraya algunos de sus defectos. Las principales, según la nota de prensa publicada hoy 22 de diciembre, son el plazo acotado del acuerdo, que en principio solo se extenderá hasta que finalice el estado de alarma en mayo y, en segundo lugar, que el Decreto “premiará” con público dinero a grandes propietarios.

El decreto, en efecto, incluye una indemnización al propietario por no ejecutar los desalojos de personas vulnerables durante el estado de alarma. Por el Sindicato de Inquilinos de Madrid, La especulación inmobiliaria o la tenencia de viviendas vacías a largo plazo “deberían ser penalizadas por lo que son: usos antisociales de un bien básico también regulados en la misma Constitución que subordina el derecho a la propiedad privada a su función social”. De esta forma, califican de obsceno el arreglo para compensar a todo tipo de propietarios por el uso de la casa por parte de hogares vulnerables.

La medida compensatoria, que se introdujo tras una “revisión” de la propuesta inicial por parte de los Ministerios de Economía y Justicia, ha sido criticada en redes sociales por Jaime Palomera, del Sindicato de Inquilinos de Barcelona, ​​“no había necesidad de dar Nuestro dinero a los que especulan en medio de la pandemia, solo porque pospone cinco meses los desalojos de familias en situación crítica. Volver a rescatar bancos, fondos y grandes rentistas mientras tanta gente pierde su empleo es una vergüenza ”.

Luz, agua, gas y lagunas

Por su parte, la Alianza contra la Pobreza Energética ha valorado la segunda parte del Decreto, que incluye la prohibición de cortes de suministro. La APE valora positivamente el decreto, que atribuye a la presión de la ciudadanía organizada, pero plantea una serie de interrogantes.

La medida, señalan, no será tan garantizada como la moratoria de recortes establecida durante el estado de alarma de abril. Una vez más, el principal escollo es la fecha, hasta el 9 de mayo, de la medida. En segundo lugar, la definición de consumidor vulnerable. En la actualidad, solo los consumidores vulnerables son aquellos que están cubiertos por el llamado precio voluntario para pequeños consumidores y tienen el llamado “bono social”. El problema, señalan, es que muchas poblaciones vulnerables no son bienvenidas en el mercado regulado, pero tienen una tarifa en un mercado libre. Uno de cada tres españoles, señalan, ni siquiera es consciente de que existe el bono social.

El texto filtrado a la prensa, que aún no se ha publicado en el BOE, plantea una serie de lagunas para saber quién puede ser aceptado, si llega a quienes tenían un bono social pero ahora no lo tienen o si es suficiente para cumplir con los requisitos.

“Es evidente que la prohibición del corte es un paso adelante”, indica el APE “aun así, las brechas nos preocupan ya que entendemos que muchas familias se quedarán sin protección”, concluye.

Related Articles