News

El amor propio en los jóvenes

Como seres humanos tenemos muchos sentimientos: enfado, tristeza, alegría, paz, entre otros que forman parte de la vida. Sin embargo, hace años, la autoestima no era un tema que recibiera la atención adecuada por parte de la sociedad. Así que llevó, en varios casos, a que la persona tuviera problemas en las relaciones que estaba construyendo. A pesar de eso, desde hace un tiempo se ha convertido en un tema de gran relevancia, donde se ha podido notar el gran impacto que tiene en la vida de las personas.

La autoestima es cuando la persona se siente bien consigo misma, se entiende que es capaz y no cuestiona sus capacidades. Cuando tienes una alta autoestima, te cuidas, te amas, te respetas y te conviertes en una prioridad. Tener autoestima no significa que sea una persona narcisista o egocéntrica, porque a pesar de tener una buena imagen de sí mismo, sabe reconocer y aceptar sus errores y cuándo debe cambiar.

La baja autoestima puede ocurrir por muchas razones, una de ellas es cuando se llevan heridas del pasado, tal vez de alguien que se ama a sí mismo y se lastima. Por tanto, el camino que hay que recorrer para llegar a amarse a sí mismo es difícil, porque la persona está puesta a prueba, y si tiene dolores y heridas, tendrá que afrontarlos para poder sanar. Dentro de esta sanación, se requiere reconocer qué fue lo que lo lastimó y por qué, tener claro los sentimientos, ayuda a conocerse mejor a sí mismo y, por tanto, a amarse a sí mismo.

Una de las consecuencias es que la persona se llena tanto la cabeza de mentiras sobre sí mismo “es que hago todo mal”, “tengo mala suerte”, “no valgo nada”, “nadie me quiere” y así va, hasta que su cerebro lo crea y se adhiera a ellos. Para cambiar esto, puedes decir las verdades frente al espejo, “valgo mucho”, “hoy me veo muy bien”, “tengo gente que me quiere y se preocupa por mí”, “ya ​​es muy bueno para yo para hacer esto ”. Si bien es posible que no se crean estas verdades al principio, decirlas a diario hará que finalmente lo admitas.

Cuidarse y ponerse antes que los demás, no los vuelve egoístas, los hace mejores. Por lo tanto, es sumamente importante hacer una evaluación constante y valorar en qué cosas se deben realizar algunos cambios. Hay que aclarar que no existe un camino específico, ni ninguna fórmula para lograrlo, por eso debemos buscar aquellas cosas que ayuden a ver la vida de otra manera. Asimismo, es importante tomarse el tiempo para mejorar y saber que es un proceso que no tienes que hacer solo.

Related Articles