Politics

Egan Bernal vuelve a subirse a una bicicleta y sueña con competir este año

Bogotá, 2 abr (EFE).- El colombiano Egan Bernal, que hace más dos meses sufrió un grave accidente en carretera que pudo costarle la vida, reapareció este sábado subido a un simulador, pedaleando y demostrando la asombrosa y rápida recuperación que ha logrado, para agregar que sueño con « volver a competir este año».

Acompañado de un bastón, el ciclista de Ineos Granadiers se sentó a conversar este sábado con los medios de comunicación. Confesó que llegó a pensar en el «retiro del ciclismo» tras el accidente, cuando se le «pasaron millas de cosas por la cabeza».

«Claramente lo pensé cuando estuve en la camilla en la UCI, no sabía si iba a (volver a) montar en bicicleta. Existía la opción de que no volviera a ser ciclista profesional, pero no era algo que me trasnochara, solo pensaba que estaba con vida, que tenía movilidad en las piernas y que podría volver a caminar eventualmente», añadió.

Parte de la rápida recuperación que ha tenido ha sido «gracias a la energía que la gente ha enviado», explicó Bernal, que agradeció todas las muestras de afecto y los deseos de recuperación que le han llegado desde Colombia y desde el mundo.

Este mismo viernes, el ciclista, campeón del Giro de Italia de 2021 y del Tour de Francia de 2019, había publicado en sus redes sociales una fotografía en la que, montado en una bicicleta, pedaleaba sin sujetar el manillar con las manos y presumía con un mensaje de «mira mamá, sin manos».

LOS MOMENTOS MAS DIFÍCILES

El pasado 24 de enero, en cercanías de Bogotá cuando se entrenaba para el Tour de Francia, el corredor chocó a alta velocidad contra un autobús en la carretera que va de Bogotá a Tunja, a la altura del municipio de Gachancipá, cuando el vehículo se había detenido, impacto que le provocó fracturas en el fémur y la rodilla derecha, en vértebras y en once costillas, entre otras lesiones.

El ciclista tuvo «casi 20 huesos rotos» en el accidente en el que casi pierde la vida.

Tras el accidente, fue «un momento complicado, uno se puede quedar ahí o salir y darle vuelta a la página». En su caso explica, siempre ha tratado de «dar ejemplo a mi hermano y de que mi mamá se sienta orgullosa de mi. En esos momentos en la UCI, no quería verla llorar, le dije que saldríamos adelante».

«Cuando me desperté tras la cirugía (por la rotura del fémur) me preguntaron si sentía las piernas, si podía moverlas, mover los brazos. Ahí pensé que había sido grave», relató este sábado Bernal, que en los primeros momentos tras el accidente pensó que solo se había fracturado el fémur.

Precisamente el fémur fue lo que más le dolió, y las costillas, aunque estas no requirieron cirugía.

EL FUTURO DE EGAN

«Pasé lo más difícil, que fue este tiempo que realmente fue corto, pero fueron los meses más difíciles. Ahora puedo montar en bicicleta y puedo hacer una vida prácticamente normal. Y aunque pase un año hasta que vuelva a competir, será la parte fácil ya puedo montar en bicicleta», celebró porque el ciclista.

Sobre el futuro, dijo que «sería el sueño poder competir este año». Por el momento no se atreve a dar una fecha porque sería «un poco irresponsable» de su parte, aseveró.

«La Vuelta a España tal vez sería demasiado, (…) sería darle muy duro al cuerpo, pero eso se va a ir dando con el tiempo y será el cuerpo el que decida», concluyó.

Related Articles