News

Ecofeminismos reunidos

Durante mucho tiempo habíamos detectado la necesidad de conocer la realidad de las experiencias ecofeministas de todo el territorio para dar visibilidad a estos grupos, ampliar su radio de acción y tener una herramienta que sirva para tender puentes entre ellos y compartir formas de hacer. cosas.

Es por ello que surgió la idea de desarrollar este mapa, destinado tanto a facilitar los vínculos entre grupos afines como a proporcionar información a un público más general que quiera ponerse en contacto con estos enfoques. Nos referimos a aquellos modelos que, conscientes de los límites de la Tierra y del ser humano, prevalecen el cuidado de la Naturaleza y de las personas.

Con estas premisas, diseñamos un formulario online a través del cual recopilamos la información de los proyectos que querían participar, lo que nos permitió analizar cualitativamente las prácticas internas y externas de dichas experiencias. Dada la diversidad de iniciativas existentes, decidimos incluir aquellas que integran transversalmente el feminismo, el ambientalismo, la perspectiva descolonial e interseccional, la economía feminista, el autocuidado, la autogestión de la salud, el empoderamiento, el apoyo mutuo, el funcionamiento de asambleas y herramientas horizontales, participativas. , la conciencia de los valores ecofeministas, la creación de espacios seguros para las mujeres, el consumo responsable, la reutilización de materiales, la revalorización de las tareas reproductivas y del cuidado, entre otros. Todos ellos tienen carácter sin ánimo de lucro.

Cómo usar este mapa

Los proyectos se organizan según su principal actividad laboral aunque desarrollan otras actividades en diferentes áreas. Los modelos de organización son muy plurales: asociaciones, cooperativas, grupos de activistas, comunidades de vida y otros.

El mapa ofrece la posibilidad de filtrar las iniciativas en función de su actividad principal o actividades secundarias. También es posible localizar las iniciativas escribiendo su nombre en el cuadro de búsqueda. En cada uno de ellos se despliega una breve descripción de los mismos, las áreas donde actúan y los aportes más importantes, como palabras clave, de cada uno de ellos. A continuación se describen algunas aportaciones del ecofemisnismo en cada uno de estos temas.

Que encontrarás en el mapa

Muchos de los proyectos enumerados en el mapa están orientados a actividades relacionadas con la agroecología y la soberanía alimentaria, cuyo objetivo es lograr una producción de alimentos más justa y sostenible como alternativa al modelo agroindustrial dominante. Algunos son productores de alimentos, otros promueven grupos de consumo responsable. La soberanía alimentaria se considera clave para una economía circular y una de las estrategias más emancipadoras que la sociedad tiene, en cierto modo, a su alcance: los circuitos cortos de comercialización protegen a las comunidades rurales de la explotación y les permiten dejar de depender de los recursos materiales de la Tierra (suelo , energía y materias primas) que provienen principalmente de los países del Sur global. Esta propuesta también permite reducir el transporte, el embalaje y la contaminación.

Otro bloque temático incluye múltiples iniciativas relacionadas con aspectos teóricos del ecofeminismo. Algunos ponen el foco en la educación. Trabajan desde la educación formal e informal, con metodologías participativas y están comprometidos con un cambio en el modelo socioeconómico. Muchos, a los que hemos agrupado bajo el nombre de justicia social, luchan por una redistribución más equitativa de la riqueza, por promover un mundo en decadencia social y ecológicamente más justo. Otros son grupos de trabajo que aportan esa perspectiva ecofeminista a sus propias organizaciones; o promover discusiones sobre ecofeminismo y estimular el pensamiento crítico; en algunos casos toman sus afirmaciones de activismo. El ecofeminismo también está presente en la investigación académica. Prueba de ello son algunos equipos de trabajo procedentes de entornos universitarios que realizan un abordaje teórico-práctico del mismo entre sus líneas de trabajo.

Diversas iniciativas apuestan por la dignificación del ámbito del cuidado y el trabajo en el hogar, especialmente de las mujeres migrantes, garantizando sus derechos sociolaborales, algunas a través de la prestación de servicios en los sectores de limpieza, cuidados y socioeducativos. Las iniciativas que enfatizan el cuidado desde un punto de vista relacional también están representadas en el mapa. Estos están destinados a promover vínculos de mayor calidad a través del respeto y la escucha.

La salud también ocupa un espacio importante en estos proyectos. Muchos hablan de salud comunitaria desde el empoderamiento y la participación. Otros se centran en el autocuidado de la salud individual, elaborando productos cosméticos orgánicos o promoviendo una menstruación más consciente. Juntos, estos grupos defienden que los contaminantes químicos en los productos de limpieza y cosméticos afectan a las mujeres de una manera específica.

Las iniciativas que se centran más en la arquitectura feminista y el urbanismo entienden las ciudades como organismos vivos. Aspiran a ciudades más resilientes, productivas (que generen recursos localmente), con menor pérdida de recursos en los procesos y mejor reutilización de residuos (economía circular), y más igualitarias. También defienden la movilidad y las construcciones más humanas y algunas de ellas proponen viviendas colaborativas para la última etapa de la vida.

Otras áreas temáticas menos representadas en el mapa, aunque también presentes, son arte y cultura, conservación de la biodiversidad, residuos y energía. Es muy interesante, por ejemplo, la recuperación de la historia que llevan a cabo algunas iniciativas a través de la recogida de testimonios de ancianas.

Una trenza que seguirá creciendo

Con la idea de expandir esta trenza, se realizará una presentación virtual de este mapeo seguido de un espacio de debate y reflexión en el que participan las iniciativas inscritas y cualquier otra persona interesada. También está previsto realizar otros posibles encuentros virtuales entre proyectos afines incluidos en el mapa, intentando impulsar el establecimiento de una red tan necesaria para cualquier avance social. Asimismo, se crearán conexiones con otros mapeos colaborativos, apostando por el aprendizaje mutuo.

Gracias a este estudio, Ecologistas en Acción ha creado una extensa base de datos con información muy valiosa sobre las experiencias recopiladas y sus diversas formas de hacerlo. Ya se están diseñando los próximos pasos para ahondar en su estudio y obtener todo el beneficio que se merece, que nos merecemos.

Consideramos el lanzamiento de este mapa como una primera edición ya que no contiene todas las prácticas que existen. El formulario online sigue abierto a todos aquellos proyectos ecofeministas que quieran participar y verse reflejados en el mapa para que esta red pueda seguir dando vueltas. ¿Estás animado?

Related Articles