Foreign Policy

Cuando Mussolini quiso construir una mezquita y el Vaticano se opuso

|

Italia Oggi informó esta semana sobre la publicación del primer volumen del inventario del segundo volumen del Archivo de la Nunciatura Apostólica en Italia, entre 1939 y 1953. Lo publica el Archivo Apostólico Vaticano, una institución que ha cambiado la tradición nombre de “Secreto”, que se interpretó comúnmente como “reservado, oculto, oculto” en lugar de “privado”.

Durante esos años de guerra y posguerra, el nuncio apostólico en Italia fue Francesco Borgongini Duca, en el cargo de 1929 a 1953, siendo el primer nuncio después de los Pactos de Letrán.

Una de las curiosidades de este volumen la recoge Italia Oggi. El 12 de marzo de 1939, Benito Mussolini, hablando con el citado nuncio, se mostró a favor de la construcción de una mezquita en Italia. Se considera una necesidad por el elevado número de súbditos musulmanes, señalando que “no constituye un peligro, como un templo protestante”. Unas semanas después, Borgongini mostró su oposición a Galeazzo Ciano, que era el ministro de Relaciones Exteriores del régimen, diciéndole que “sería una herida para nuestro sentimiento cristiano y católico y para el mundo entero”.

Eran tiempos diferentes. ¿Qué habría pensado el cardenal Borgongini, por ejemplo, de la firma del documento sobre la hermandad humana entre el Papa Francisco y el Gran Imán de al-Azhar?

Related Articles