News

Cuando los mineros de Rio Tinto eran sus propios jefes

A mediados de la década de los noventa se constituyó en Huelva la Sociedad Anónima Laboral (SAL), intento de los mineros de Río Tinto de hacerse cargo de la explotación por su cuenta después de que la multinacional Freeport-McMoRan decidiera cerrarla. Un capítulo con poco nombre en la historia reciente del movimiento obrero español. Y más desconocido, si cabe, que la autogestión en Río Tinto, es el germen de la misma, que la periodista Blanca Gómez y el ingeniero y profesor Agustín Ríos describen en detalle a través de sus entrevistados en el documental Rojo Tinto: la importancia de SAFA Professional. La escuela de la mina y el papel en ella a principios de los años 70 del director de la misma Miguel Ángel Ibáñez Narváez, recientemente fallecido.

El jesuita asegura en la cinta que lo trasladaron a otro destino “porque enseñamos a pensar”. Un aprendizaje y una pedagogía participativos revolucionarios que moldearían el carácter de los mineros que dos décadas después se negaron a aceptar las leyes del mercado. También se entrevista a Venancio Cermeño, al dirigente sindical Ricardo Gallego, al sindicalista Joaquín Santos y al cura Antonio Rioja. Si bien la película está hecha desde el punto de vista personal del director Agustín Ríos, dado que los hechos narrados forman parte de su infancia, Ríos explicó a El Salto cómo se documentó a fondo.

A la pregunta de por qué la historia de Río Tinto y la lucha de sus mineros no se recuerda con mayor frecuencia y de manera prominente, nos remite a los intereses de las organizaciones de clase. Y cree que la iniciativa de los trabajadores “pilló a partidos y sindicatos en tropezones”. El nulo o débil apoyo a la experiencia de una sociedad autogestionada se evidencia en la forma de hacer historia que aplicarían estas organizaciones. Los mineros explican en la cinta que no contaron con el apoyo necesario, salvo contadas excepciones de personas concretas, a diferencia de otras experiencias como Mondragón en el País Vasco. “Hemos evitado hacer una crónica histórica”, explica Ríos, “así como hemos evitado hacer de la historia algo local o nostálgico, pero queremos mostrar una intrincada experiencia colectiva en el sentimiento de obra muy potente”.

Las imágenes de archivo, de movilizaciones que han pasado a la memoria colectiva de Huelva, pero también las entrevistas realizadas por Gómez y Ríos durante casi una década a los protagonistas de esta singular gesta, ofrecen un repaso al intento truncado de los mineros de Río. Tinto para resistir al capitalismo por sus propios medios. La narración se completa con los famosos paisajes de las Minas de Rio Tinto y la música compuesta para el documental por el hermano de Agustín Ríos, Víctor Ríos, con su banda Coppermine, así como por James Rhodes.

La película ha recibido el premio Juan Ramón Jiménez de la Sección Talento Andaluz del Festival de Cine Iberoamericano de Huelva y ha sido seleccionada en la Sección La Mirada Andaluza del Festival de Cine Documental de Cádiz “Alcances”. Casi dos horas para aprender y reflexionar sobre un capítulo de la historia reciente del que apenas se habla y que constituye uno de los pocos experimentos de autogestión a gran escala tras la muerte de Franco. Este fin de semana, Gulliver Producciones ha puesto la película completa en YouTube con motivo del día del minero el pasado viernes. El plan perfecto para un domingo de pandemia.

Tráiler: https://vimeo.com/358022795

La película completa (solo disponible este fin de semana)

Related Articles