News

Biden exige respeto por su victoria y Trump insiste en hablar de fraude

(AFP) .- Joe Biden advirtió este miércoles que los estadounidenses no aceptarán que se desconozca su victoria en las elecciones presidenciales mientras Donald Trump siguió denunciando un presunto fraude sin pruebas e instó a sus partidarios a “revertir” el resultado de las elecciones.

Los estados clave han estado certificando sus resultados a favor del exvicepresidente demócrata. Una a una, las acciones legales del equipo de Trump fracasan, a veces desestimadas con impaciencia por los jueces por falta de mérito. Pero Trump no cede.

El presidente saliente sigue negando su derrota en las elecciones de hace tres semanas; una actitud que no tiene antecedentes. Y lo hace a pesar de que el lunes dio luz verde para la transición a la toma de posesión de su sucesor el 20 de enero.

En una escena curiosa, el presidente republicano habló por el altavoz del teléfono este viernes, apoyado por su abogado Rudy Giuliani, a senadores republicanos de la legislatura estatal de Pensilvania.

“Trump, Trump, Trump”, gritó la audiencia.

“Tenemos que revertir la elección”, dijo el presidente. “Hicieron trampa. Fue una elección fraudulenta “, dijo, repitiendo varias teorías de conspiración que han sido rechazadas en los tribunales de todo el país.

Los resultados de Pensilvania, un estado clave para determinar el resultado de la votación, fueron certificados oficialmente a favor de Biden el martes.

No se demostró ningún fraude masivo, y Biden está en camino de ser declarado presidente número 46 de los Estados Unidos el 14 de diciembre, cuando se reúna el Colegio Electoral que determina constitucionalmente al ganador de la Casa Blanca.

Casi al mismo tiempo que Trump, Biden habló desde su feudo en Wilmington, Delaware. “En Estados Unidos, tenemos elecciones libres, justas y plenas, y luego respetamos los resultados”.

“La gente de esta nación y las leyes del país no aceptarán nada más”, agregó.

Biden volvió a intentar marcar su contraste con Trump. En tono presidencial, pronunció un discurso a la nación en vísperas del Día de Acción de Gracias en el que pidió el fin de la “temporada sombría de divisiones” en el país.

Biden no mencionó a Trump por su nombre, pero se refirió claramente a la negativa del presidente a aceptar los resultados de las elecciones.

El presidente electo dijo que la pandemia del covid-19 ha exacerbado las divisiones políticas en Estados Unidos y pidió la unidad.

“Nos ha dividido. Nos ha enfurecido. Y nos puso uno contra el otro ”, dijo. “Sé que el país se ha cansado de la pelea”. “Pero debemos recordar que estamos en guerra con un virus, no entre nosotros”.

No se ha probado ningún fraude masivo durante las elecciones presidenciales de Estados Unidos. Y Trump aparece cada vez más aislado, tanto de las filas de su partido republicano como entre las grandes voces mediáticas conservadoras, en su “lucha” contra el resultado oficial.

Poco antes, Trump había anunciado en Twitter la clemencia de su exasesor de Seguridad Nacional, Michael Flynn, quien se declaró culpable en 2017 de mentir al FBI sobre sus contactos rusos.

Equipo de gobierno

A pesar de su negativa a reconocer abiertamente que perdió, Trump autorizó la apertura del proceso de transferencia de mando previsto por ley el lunes por la noche. Y aunque el presidente saliente y entrante aún no ha hablado, Biden se dirige a la Oficina Oval de la Casa Blanca.

El visto bueno de la administración Trump permitió al equipo de Biden comenzar a recibir información de primera mano de la administración saliente.

Esto es crucial para que el demócrata pueda organizar su llegada a la Casa Blanca sin demasiados contratiempos ya que el país enfrenta varias crisis: la pandemia del covid-19, que ha dejado más de 260.000 muertos y arrasó la economía, pero también un movimiento histórico de protesta. contra el racismo.

Las primeras reuniones en covid-19 tienen lugar el miércoles, según el equipo de Biden. Y el presidente electo debería tener finalmente acceso a inteligencia clasificada el lunes.

Es costumbre en Estados Unidos que el futuro presidente esté al tanto de estos informes diarios poco después del anuncio de su victoria.

“No vamos a llegar tan tarde como pensamos”, había dicho Biden en NBC el martes, señalando que todavía tiene dos meses para prepararse.

“Estados Unidos está de vuelta” en el escenario mundial, dijo Biden el martes, al presentar los primeros grandes nombres de su futuro gobierno.

Los nominados incluyeron a Antony Blinken, un ex alto funcionario de la administración de Barack Obama, del cual Biden era vicepresidente, a quien eligió como el próximo jefe de diplomacia.

La próxima semana se anunciarán nuevos nombres importantes en la administración de Biden, incluido su equipo de economía.

Related Articles