Politics

Argentina insiste en que Bolivia se convierta en miembro de pleno derecho del Mercosur y espera una señal de Brasil

Alberto Fernández sobre la asunción de Luis Arce

En medio de los rumores que amenazan la continuidad de Felipe Solá al frente de la Cancillería, que Bolivia se convierta en miembro pleno del Mercosur es uno de los principales objetivos que se propuso Argentina tras asumir la presidencia Pro Tempore del bloque regional el pasado 16 de diciembre. El presidente Alberto Fernández tiene muchas coincidencias geopolíticas con el nuevo presidente boliviano, Luis Arce, y tendrá que unir fuerzas para que el Senado brasileño desbloquee el tema.

“El Mercosur es el proyecto político regional más importante para nuestro país. Es una política de Estado ”, expresó Fernández en su discurso, cuando recibió la presidencia que ocupará durante los próximos seis meses. Además, ese día compartió por teleconferencia con otros presidentes del bloque y con otros que fueron especialmente invitados al “sueño de un Mercosur diferente, convertido en buque insignia del desarrollo sostenible, la innovación tecnológica y la inclusión social”.

“No necesitamos menos Mercosur, necesitamos más y mejor Mercosur”, agregó Fernández, y eso “implica construir un eco-Mercosur” para diseñar un “modelo regional bajo en carbono y sostenible”.

La inclusión como miembro de pleno derecho del país altiplánico se estancó en 2015. Ese año, el 17 de julio en Brasilia, Bolivia firmó el Protocolo de Adhesión para ingresar al Mercosur, pero la ratificación del Poder Legislativo brasileño se mantuvo y esa posibilidad se detuvo allí. La intención del entonces presidente boliviano, Evo Morales, era unirse a un bloque con el que comparte el 70% de sus 770.000 kilómetros de sus fronteras. Además, Argentina y Brasil son dos de sus principales socios comerciales, sobre todo porque importan gas.

El presidente acompañó a Evo Morales en su regreso a Bolivia luego de ser exiliado en Argentina (REUTERS) El presidente acompañó a Evo Morales en su regreso a Bolivia luego de ser exiliado en Argentina (REUTERS)

Durante la presidencia de Mauricio Macri, las relaciones diplomáticas con Bolivia se enfriaron. Y con el desplazamiento de Morales y la asunción de Jeanine Añez en noviembre del año pasado, cuando asumió el gobierno de Alberto Fernández, el vínculo se rompió directamente. Hasta tal punto que Argentina aún no ha designado a su nuevo embajador en La Paz.

El 8 de noviembre de 2020, Fernández fue uno de los presidentes que se encontraba en el Palacio Quemado de la capital boliviana en el acto de asunción de Arce. En esa ocasión, ambos mandatarios se reunieron en privado y, además del posible ingreso al Mercosur, conversaron sobre la posibilidad de regresar a la CELAC (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños), el suministro de gas y la industrialización del litio.

Argentina otorgó asilo político al depuesto presidente boliviano Evo Morales, quien en noviembre de 2019 se vio obligado a renunciar por denuncias de fraude en las elecciones que le permitirían su cuarto mandato. Luego de una visita a México, el líder cocalero llegó a Buenos Aires donde permaneció hasta que pudo regresar a su tierra. En ese regreso, Fernández lo acompañó hasta el paso fronterizo que conecta La Quiaca con Villazón en un claro gesto de apoyo al presidente del MAS (Movimiento por el Socialismo) de Bolivia.

Bolivia espera el aval de Brasil para ingresar al Mercosur (EFE)
Bolivia espera el aval de Brasil para ingresar al Mercosur (EFE)

En un documento reciente difundido por la Cancillería argentina, se afirma que se fomentará la “participación activa en los órganos de decisión y foros técnicos que contribuyan a su proceso de adhesión al MERCOSUR”, de Bolivia, entre algunos de sus principales objetivos para los próximos meses. Fernández mantiene amistad con Arce, exministro de Economía de Evo Morales. La intención ahora es convencer a Brasil de la incorporación de otro miembro de pleno derecho al bloque, que aún tiene suspendida a Venezuela desde 2017 cuando se apeló el Protocolo de Ushuaia, porque tanto Brasil como Argentina argumentaron que había serios “problemas institucionales” en esa nación que había sido aceptado como miembro de pleno derecho del Mercosur cinco años antes.

El 18 de octubre, cuando se consumaba la victoria de Arce en las urnas en Bolivia, los parlamentarios argentinos del Parlasur emitieron un comunicado en el que pedían al Parlamento brasileño que ratificara la incorporación de ese país como miembro de pleno derecho del organismo regional. Fue firmado por el actual presidente del Parlasur, Oscar Laborde, y otros legisladores representantes de Argentina: Cecilia Catherine Britto, Víctor Santa María, Herman Olivero, Gabriel Fidel y María Luisa Storani. Allí se manifestó que “la asunción del nuevo presidente Luis Arce acerca al Estado Plurinacional de Bolivia a la Gran Patria y por eso creemos sinceramente que es hora de que Bolivia se adhiera definitivamente al Mercosur”. Aún no hay respuesta de Brasil.

Seguí leyendo:

Alberto Fernández desplazará al embajador en Pekín por no adquirir 15 millones de vacunas chinas

Economía 2021: qué sectores crecerán y cuáles no podrán recuperarse del impacto de la pandemia

Related Articles