Politics

A pesar de entregar su pasaporte, en Perú creen que Vizcarra puede volar

El fiscal Germán Juárez solicitó un impedimento de 18 meses para salir del país al destituido expresidente Martín Vizcarra, tras interrogarlo este jueves sobre la denuncia de presuntos sobornos recibidos cuando era gobernador regional de Moquegua (2011-2014), caso que determinó su salida del Ejecutivo.

Juárez hizo la solicitud este jueves, a pesar de que Vizcarra entregó su pasaporte y certificó sus raíces familiares y laborales en el país, y la medida será resuelta el viernes por un juez, según RPP Noticias.

El caso preliminar contra Vizcarra se remonta a los años en que estuvo al frente del gobierno regional de Moquegua y se aprobó la adjudicación de los proyectos de riego Lomas de Ilo y el Hospital de Moquegua.

Según las declaraciones de aspirantes a fiscales, Vizcarra recibió 2,3 millones de soles ($ 600.000) en sobornos para favorecer a las empresas ganadoras, que también están siendo investigadas por presuntamente pertenecer al “club de la construcción”, empresas que se disputaron obras públicas a cambio de contribuciones.

EN LA OFICINA

Vizcarra acudió precisamente este jueves a la oficina de Juárez para responder a las investigaciones en su contra y dijo a la prensa que iba a dar “toda la información que requiera”.

El martes pasado, un día después de ser depuesto por el Congreso, el expresidente dejó su pasaporte al fiscal para demostrar que no tiene intención de salir del país.

“Como ciudadano, no voy a salir del país, no voy a ir a ninguna embajada, no voy a ir a ninguna clínica, voy a estar en mi casa contribuyendo con todas las investigaciones, ”dijo el ex presidente, refiriéndose a las conductas que tomaron algunos de los investigados por corrupción en el país.

Asimismo, Vizcarra remarcó que “como muestra de absoluta transparencia, hemos solicitado que se levante mi secreto bancario y de comunicaciones”.

El exgobernador está siendo investigado por los presuntos delitos de cohecho, colusión y asociación ilícita para cometer un delito, cargos que rechaza porque sostiene que los procesos de adjudicación estaban en manos de la Oficina de Servicios para Proyectos de Naciones Unidas (UNOPS), donde no tuvo ninguna intervención.

Sin embargo, uno de los presuntos aspirantes a colaboradores es el exministro de Agricultura José Manuel Hernández, quien ocupó el cargo durante la administración de Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018) y muy cercano a Vizcarra en los últimos años.

CRISPACIÓN

Respecto a la tensión política que generó la toma de posesión del titular del Congreso, Manuel Merino, a la presidencia de la República, Vizcarra dijo que también está preocupado porque “como todos saben, desde el martes afirmamos y comunicamos que el Perú estaba con un problema que la autoridad tenía dudas sobre legalidad y legitimidad ”.

En ese sentido, criticó el nombramiento del veterano político conservador Ántero Flores-Aráoz como presidente del Consejo de Ministros porque significa “como volver al pasado, a la política tradicional”.

Además, Vizcarra pidió a la Policía Nacional que respete las manifestaciones de protesta contra el nuevo gobierno porque “la protesta es un derecho ciudadano y que mientras no haya impacto en propiedad pública o privada, se debe permitir la manifestación”.

Vizcarra asistió al interrogatorio de la fiscalía acompañado de su abogado Fernando Ugaz, quien días antes dijo que buscarían dar un mensaje de sumisión a la justicia, demostrando su arraigo laboral y familiar en el país.

Related Articles