Foreign Policy

9,eight% de inflación. Mal día para (intentar) explicarse (y menos) sobre el Sáhara

«¿Qué más tiene que ocurrir para que respondamos unidos?», ha preguntado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el Congreso. Poco antes, los medios abrían con el nuevo dato de la inflación: un 9,8%, según el Instituto Nacional de Estadística. Es decir, 2,2 puntos más con respecto a la inflación de febrero y el mayor encarecimiento desde mayo de 1985.

«Tenemos el deber de responder a la guerra protegiendo a Ucrania, parando los pies a Putin y brindando el bienestar de nuestras sociedades. Este es mi compromiso y el Gobierno. […] Cuando se ven atacados nuestra salud por un virus y nuestra forma de convivir por un tirano, la pregunta que tenemos que hacernos es ¿Cuándo vamos a trasladar en esta cámara un mensaje de unidad?«, ha insistido.

Sánchez ha comparado este miércoles en el Congreso para explicar su plan de choque contra las consecuencias de la guerra de Ucrania y para intentar explicar, como había anunciado días atrás, la postura adoptada en torno al Sáhara Occidental. Sobre esto último, Sánchez ha negado que la carta enviada a Marruecos suponga un giro de la política española: «Más bien hay que hablar de un paso más en un camino que se inició hace 14 años», ha afirmado frente a los grupos que lo han acusado de contravenir las resoluciones de la ONU, incluido su socio de gobierno, Unidas Podemos.

Pablo Echenique, que ha protagonizado un momento de revuelo tras decir que Feijóo tiene amigos narcotraficantes, ha instaurado a Sánchez a apostar por el derecho de autodeterminación del pueblo saharaui.

Duro ha sido el mensaje lanzado por el portavoz de ERC, Gabriel Rufián, quien ha optado también por ponerle un espejo con los dos temas relacionados: por qué mandamos armas a Ucrania para defenderse de Putin y no defendemos al pueblo saharaui de Marruecos. «Este Gobierno canjea principios por más control marroquí en la valla de Ceuta y Melilla. ¿Y por qué ahora? Pues porque la guerra entre Rusia y Ucrania es una guerra entre los dos principales exportadores de trigo, maíz y aceite de girasol, y eso incrementará los precios del cereal y del pan en un 50% matando literalmente de hambre a miles de personas en África» , ha dicho Rufián. Y ha continuado: «Probablemente, el apoyo del Gobierno a Rabat encarezca aún más el precio del gas de Argelia, pero cuando el hambre se encarame a las vallas de Ceuta y Melilla, el Gobierno podrá repartirse las gomas y las porras con la gendarmería marroquí ».

A las puertas del Congreso se han concentrado dirigentes del Frente Polisario con el apoyo de algunos grupos como Unidas Podemos y ERC. «Sánchez, atiende, el Sáhara no se vende», ha sido algunos de los lemas coreados. «Tratando de cerrar una crisis, ha abierto dos […] ¿Se cree más listo que sus predecesores?», ha asegurado desde el PP Cuca Gamarra, que ha reiterado que estamos ante el «peor gobierno». «Lo ocurrido es una afrenta a España, un puñetero insulto a este Parlamento», ha denunciado el líder de Vox, Santiago Abascal.

medidas estructurales

El principal reproche a las medidas del Gobierno para paliar la crisis como consecuencia de la guerra se ha centrado en que la solucion no puede ser endeudarse mas, como ha destacado el portavoz del PNV, Aitor Esteban. Hacen falta medidas estructurales, intervencion en el mercado electrico, acabar con los beneficios de las eléctricas, no reducirlos, ha incidido desde Bildu Mertxe Aizpurua. Entre las medidas solicitadas al Gobierno se encuentra la revalorización de las pensiones y la adecuación de los salarios a los trabajadores y trabajadoras para hacer frente a la subida descomunal de los precios.

Related Articles